(CNN Español) - El gobierno de Cuba responsabilizó a Estados Unidos de la crisis migratoria de miles de ciudadanos cubanos que se encuentran varados en Centroamérica, debido a la famosa Ley de Ajuste Cubano, según un comunicado emitido por la cancillería de ese país.

Cuba dijo que sus ciudadanos son “víctimas de la politización del tema migratorio por parte de Estados Unidos” ya que las políticas especiales de migración para los cubanos estimula la migración de sus nacionales hacia Estados Unidos.

“Los ciudadanos (cubanos) son víctimas de la politización del tema migratorio por parte del Gobierno de los Estados Unidos, de la Ley de Ajuste Cubano y, en particular, de la aplicación de la llamada política de “pies secos-pies mojados”, la cual confiere a los cubanos un tratamiento diferenciado y único en todo el mundo, al admitirlos de forma inmediata y automática, sin importar las vías y medios que utilizan, incluso si llegan de manera ilegal a su territorio”, dice el comunicado de la cancillería cubana.

Cuba también denunció que Estados Unidos mantiene vigente el “Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos”, autorizado por el gobierno de George W. Bush en 2006, “para alentar a los médicos a abandonar sus misiones en terceros países” y migrar al país del norte.

“Esta es una práctica censurable dirigida a dañar los programas de cooperación cubanos y a privar de recursos humanos vitales a Cuba y a muchos países que los necesitan”, dijo el comunicado.

En contacto con otros países

Alrededor de 1.800 migrantes cubanos esperan dispersos en albergues y en los alrededores de la oficina de migración de la frontera entre Costa Rica y Nicaragua. Aguardan el permiso para que las autoridades nicaragüenses los deje ingresar y continuar su viaje a Estados Unidos.

Como medida de presión obstaculizan, de rato en rato, el paso de vehículos.

El gobierno de la isla dijo que estas personas salieron de manera legal de su país, cumpliendo los requisitos de migración cubana y que ha acudido a los gobiernos implicados para cuidar el bienestar de los migrantes.

“Las autoridades cubanas se han mantenido en permanente contacto con los gobiernos de los países implicados, con el objetivo de encontrar una solución rápida y adecuada, que tome en consideración el bienestar de los ciudadanos cubanos”, dice la cancillería cubana.

Costa Rica concedió el fin se semana visas temporales por una semana a centenares de cubanos para que pudieran atravesar el país y dirigirse a Nicaragua, desde donde continuarían su camino hacia Estados Unidos.

El ejército de Nicaragua bloqueó el paso los cubanos que habían ingresado al país desde Costa Rica a través del puesto fronterizo de Peñas Blancas. Decenas de camiones militares, helicópteros y autobuses repletos de policías llegaron al sitio.

Entre tanto, miles de cubanos siguen con la incertidumbre de si podrán avanzar hacia su destino final, Estados Unidos, o serán devueltos a su país natal, Cuba.