CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

¿Qué tan mortal es la chinche besucona?

Por Nadia Kounang

(CNN) — Los ‘mortales’ triatominos (también conocidos como chinche besucona o chinche picuda). Podrías haberlos visto aparecer recientemente en tu sección de noticas de Facebook —se parecen a una cucaracha— a medida que se comparten los informes de que los insectos posiblemente han invadido un estado cerca de ti. Pero, ¿qué tan mortales son? Resulta que no mucho.

Sarah Hamer es profesora adjunta de epidemiología de la escuela de Medicina Veterinaria y Ciencias Biomédicas de la Universidad de Texas A&M.; Ella está dirigiendo al equipo de Texas A&M; a cargo de investigar estos bichos amigos de los medios, y dice: “Es bueno que aumentemos nuestra conciencia… pero no debemos estar terriblemente aterrados”.

Molestia nocturna

El triatomino nocturno de 2,5 centímetros ha sido apodado como chinche besucona porque se alimenta de la sangre de mamíferos, y particularmente le gusta morder alrededor de los labios de la gente cuando está durmiendo. Estos mordiscos pueden volverse mortales, cuando los bichos que están infectados con el parásito Trypanosoma cruzi defecan y la materia fecal infecta el mordisco. La infección es conocida como la enfermedad de Chagas.

Hamer explicó que esta perfecta tormenta de sucesos es muy poco común. “El bicho tiene que estar ahí, alimentarse de la sangre y el parásito debe ser frotado, así que deben suceder muchas cosas… es menos común que los triatominos se alimenten de las personas en comparación con los zancudos”.

La infección es poco común

De hecho, los estudios han encontrado que solo alrededor de un caso de Chagas tiene lugar por cada 900 a 4.000 contactos con triatominos infectados.

Los triatominos son más activos en el verano hasta principios de otoño.

La mayoría de las personas que están infectadas solo experimentan síntomas de gripe, como fiebre, fatiga, dolor de cuerpo, vómitos y pérdida del apetito. Sin embargo, entre el 20% y el 30% de los infectados resultan en enfermedades crónicas que no son detectadas sino hasta posteriormente en la vida, como dificultad para respirar, dolor de pecho, cansancio, y en algunos casos poco comunes, muerte súbita.

La enfermedad de Changas también puede infectar a los perros. El grupo de Hamer está dándole seguimiento a la enfermedad, tanto en los seres humanos como en los caninos.

La enfermedad está llegando al norte

La enfermedad de Chagas es endémica de América Latina, donde vive una especie diferente de triatominos y estos pueden abrirse paso en los hogares rurales. “Podrían tener techos cubiertos de paja o paredes mal aisladas, así que los bichos se instalan y se alimentan de los animales y de la gente de la casa”, dijo Hamer. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, hay alrededor de 8 millones de casos de la enfermedad en toda Latinoamérica y América del Sur.

En Estados Unidos es más probable encontrar a los bichos afuera. Los CDC estiman que existen alrededor de 300.000 casos de la enfermedad de Chagas en Estados Unidos y en la mayoría de los casos contrajeron la enfermedad en otros países.

Sin embargo, eso no significa que no existan triatominos aquí en Estados Unidos. Estos han sido reportados en 28 estados, con la mayor concentración en el sur. El equipo de Hamer recolecta triatominos del público, y se ha encontrado que más del 50% de los bichos están infectados con el parásito Trypanosoma cruzi.

Hamer dijo que los triatominos y la enfermedad de Chagas han sido durante mucho tiempo nuestros vecinos. “Los primeros informes son de la década de 1800. Los primeros parásitos han sido reportados desde 1940. Simplemente estamos diagnosticando más casos de enfermedad, ahora le estamos prestando atención”.

Prevención de plagas

Para prevenir la infestación, los CDC recomiendan lo siguiente:

Sellar las grietas y huecos alrededor de las ventanas, paredes, techos y puertas; retirar las pilas de madera, maleza y piedras cerca de tu casa; usar mosquiteros en las puertas y ventanas, así como también reparar cualquier agujero o rasgaduras; sellar los agujeros y grietas que conduzcan al ático, a espacios vacíos debajo de la casa y al exterior; permitir que las mascotas duerman en el interior, especialmente en la noche, y; mantener limpia la casa y cualquier área exterior donde estén las mascotas, además de revisar constantemente ambas áreas para verificar que no exista presencia de bichos.

Si sospechas que has encontrado un triatomino, los CDC dicen que no lo aplastes. En lugar de ello, colócalo en un recipiente y cúbrelo con alcohol o congélalo en agua y llévalo a tu departamento de salud.