(CNN) - Internet explotó este lunes cuando algunos pensaron que el papa Francisco se había tomado la primera selfie. El problema es que no era verdad.

No era su primera foto selfie. De hecho, ni siquiera era una selfie.

La imagen proviene de una captura de pantalla de un video chat realizado en septiembre de 2014.

La imagen del pontífice alegre, publicada en Instagram por una cuenta no oficial del Vaticano en Instagram, apareció con el texto "Primera #selfie". La imagen recibió más de 9.000 'me gusta' en cuestión de horas el lunes.

Varios medios de comunicación cayeron en el engaño, incluyendo New York Daily News, Yahoo News y CNN.

Démosle un poco de crédito al papa: ha publicado muchas selfies antes. Publicó la primera con peregrinos italianos en la Basílica de San Pedro en agosto de 2013.

Esperaremos a la próxima foto papal, pero esta vez, en la cuenta oficial de Instagram del Vaticano.