Medios declararon a Shkreli como el "hombre más odiado en Estados Unidos", superando al dentista que mató al león Cecil, tras subir el precio de un medicamento en un 5.000%.

(CNNMoney) -  Martin Shkreli, el director ejecutivo de una farmacéutica Turing, acusado este jueves de cargos criminales por estafar a una empresa por millones de dólares, renunció a su cargo este viernes, según lo anunció la compañía.

La empresa dijo que Ron Tilles, presidente de la farmacéutica, asumirá las funciones de Shkreli por el momento. Tilles agradeció al saliente CEO en un comunicado y añadió que la compañía le dese "lo mejor en sus proyectos futuros".

Esa parte final no está realmente clara, pues no se sabe a qué proyectos se refiere, pues es posible que Shkreli deba pasar algún tiempo en prisión.

Tampoco está claro cuál será el futuro de Turing y la otra compañía que dirigía Shkreli (KalaBios). Ninguna de las acusaciones está relacionada con estas compañías.

El caso federal está relacionado con el tiempo que fue director ejecutivo de Retrophin, otra compañía de biotecnología que lo destituyó el año pasado. La acusación, presentada por los fiscales en Brooklyn, se reveló el jueves.

Shkreli y un supuesto cómplice, un abogado que trabajó con él en Retrophin, enfrentan cargos por fraude de valores y conspiración, en los que se afirma que ellos inadecuadamente canalizaron 7,6 millones de dólares en efectivo y acciones de Retrophin a través de acuerdos de consultoría falsos.

Según los fiscales, el dinero y acciones fueron utilizados para satisfacer las reclamaciones de los inversionistas en fondos de cobertura a los que Shkreli estafó previamente.

Retrophin ha demandado desde entonces a Shkreli en una corte federal, en busca de una retribución de 65 millones de dólares, acusándolo de malversar el efectivo y acciones de la compañía. Él ha negado esas acusaciones.

El FBI arrestó a Shkreli, de 32 años de edad, el jueves por la mañana en Nueva York.