CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Guía para agentes en aeropuertos de Chicago: corran y escóndanse

Por Scott Zamost, Drew Griffin

CHICAGO (CNN) — Cientos de agentes de policía en uno de los aeropuertos más concurridos del país dicen que en el caso de un pistolero activo, se les ha instruido que corran y se escondan.

Eso es debido a que estos funcionarios son únicos entre los principales aeropuertos del país: no portan armas.

Sus insignias, uniformes y vehículos dicen “policía”. Y ellos son agentes de policía certificados en el estado de Illinois.

Sin embargo, a estos casi 300 agentes de la policía de la aviación, también conocidos como agentes de seguridad de la aviación, no se les permite portar armas en los aeropuertos O’Hare y Midway de Chicago.

Los agentes que están armados son los del Departamento de Policía de Chicago, la cual es la agencia principal de los cuerpos de seguridad en O’Hare y Midway.

Documentos internos del departamento de aviación que se obtuvieron a través de fuentes del Departamento de Estado, estipulan: “Si la evacuación no es posible: escóndanse”.

Los documentos aconsejan cerrar las puertas con llave, apagar las luces y permanecer tranquilo y calmado.

“También debemos asegurarnos de que el personal de seguridad no armado… no trate de convertirse en parte de la respuesta, pero podría ser invaluable para los esfuerzos de evacuación”, decían los documentos.

Además, un video de entrenamiento que es mostrado a los agentes de policía de la aviación contiene las mismas instrucciones: “Si la evacuación no es posible, deben encontrar un lugar para esconderse, donde sea menos probable que los encuentre el pistolero activo. Bloqueen la entrada a su escondite y cierren la puerta con llave”.

Eso no tiene sentido, dijeron los agentes de policía de la aviación entrevistados por CNN.

Los agentes de la aviación dicen que quieren que se les permita portar armas de fuego en el trabajo.

“No estamos tratando de reemplazar a los agentes de la policía de Chicago; solo queremos tener las herramientas para hacer el trabajo como cualquier otra agencia del orden público en el país”, dijo un agente que pidió el anonimato.

“No seremos más que bajas si nos dice que corramos y nos escondamos. ¿Y cómo puede el público acudir a nosotros si ven a policías corriendo y escondiéndose? Eso va en contra del mismo juramento que hicimos cuando fuimos juramentados”.

Matt Brandon, secretario-tesorero del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio Local 73, la cual representa a los agentes de policía de la aviación, dijo que no entiende por qué los agentes tienen prohibido portar armas.

“Lo que es sorprendente es que estos hombres y mujeres son enviados a la academia de policía de Chicago y son entrenados como agentes de policía; como exagente de policía, sé que tu primer instinto es enfrentar el problema… no huir del problema”, dijo Brandon.

Él dijo que el sindicato no ha podido lograr que el departamento de aviación cambie la política de no portar armas, la cual data de la década de 1990.

“En muchos casos ellos son el último recurso del aeródromo y creo que tenerlos sin armas es simplemente ridículo”, dijo.

Cuando se le preguntó si esto se reducía a una cuestión sindical, Brandon dijo que estaba dispuesto a renunciar a los agentes de policía de la aviación como miembros del sindicato si eso significaba que les permitirían portar armas.

“Quiero que su seguridad sea lo primero y, en segundo lugar, su capacidad para responder a las amenazas”, dijo.

Wayne Black, un experto en seguridad que reside en Miami, dijo que es absurdo desplegar policías entrenados desarmados en un aeropuerto.

“Nunca he oído hablar de algo tan descabellado”, dijo Black. “Es decir, el concepto de que en un mundo posterior al 9/11 se juramenten a policías desarmados en un aeropuerto, que no pueden tomar una acción directa… no sé lo que están pensando”.

“¿Quién en su sano juicio habría juramentado a agentes del orden público con un rótulo en la espalda que dice policía, con una insignia en el pecho y sin arma?”, preguntó.

El jefe Richard Edgeworth, quien supervisa a los agentes de la policía de la aviación, no respondió a las múltiples llamadas de CNN. Después de ser abordado por un periodista de CNN fuera de su oficina, él rápidamente se alejó, diciendo “sin comentarios”.

“Creemos que la estrategia vigente está funcionando”, dijo Owen Kilmer, subdirector de comunicaciones del Departamento de Aviación de Chicago.

En una declaración a CNN, Kilmer escribió que con “la estructura actual de seguridad vigente, los incidentes de crímenes violentos en los aeropuertos O’Hare y Midway son extremadamente bajos… lo cual asegura que los millones de pasajeros que vuelan a través de Chicago cada año se sientan seguros en los aeropuertos”.

“El enfoque de seguridad multinivel utilizado en los aeropuertos O’Hare y Midway ha demostrado ser eficaz en la detención y prevención del delito, al mismo tiempo que crea una estructura que permite que todos nuestros agentes del orden público colaboren con facilidad y eficacia”.

Kilmer escribió: “Existen diferentes estructuras de seguridad vigentes en los principales aeropuertos de todo el país y no existe un enfoque único para todos”.

Al citar “problemas de seguridad”, el departamento de aviación no respondería a las preguntas sobre su política en relación a los pistoleros activos.

Aunque el departamento de aviación no quiso hablar sobre los niveles de personal, los registros de asignación presupuestaria del 2015 muestran alrededor de 309 puestos para agentes y supervisores de la policía de aviación. El sindicato dice que, debido a las vacantes, hay alrededor de 279 agentes activos en el trabajo.

El presupuesto también muestra 231 agentes armados de la policía de Chicago y supervisores en O’Hare y Midway. El portavoz de la policía de Chicago, Anthony Guglielmi, dice que el nivel de dotación de personal es suficiente. También dijo que armar o no armar a los agentes de la aviación no es un asunto que le corresponda a su departamento.

“Por alguna razón el organismo a cargo de estos agentes decidió no armarlos”, dijo.

Él dijo: “Los oficiales de seguridad de la aviación han sido diseñados para ser multiplicadores de fuerza”.

Una encuesta que CNN llevó a cabo en los aeropuertos principales muestra, en su mayoría, niveles similares de dotación de personal de la policía armada.

Por ejemplo, al comparar tres principales aeropuertos de Estados Unidos en términos de volumen de pasajeros, el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta, es el más transitado, cuenta con 178 policías armados y 21 oficiales no juramentados. El aeropuerto de Atlanta se negó a proporcionar cifras específicas en relación a la seguridad adicional, la cual incluye personal de seguridad de la aviación no armado y guardias de seguridad privados.

Sin embargo, el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, el segundo más ocupado, tiene 572 policías armados y otros 388 miembros del personal de seguridad no armados, dijo un portavoz del aeropuerto.

El Aeropuerto O’Hare de Chicago, el tercero más transitado, incluyó en su presupuesto a 175 policías armados, unos 260 policías de la aviación no armados y unos 170 agentes de seguridad privada, de acuerdo con registros de la ciudad y dirigentes sindicales.

Otros aeropuertos importantes de Estados Unidos, como el de Nueva York, Washington, Dallas-Fort Worth, Seattle y Phoenix, usan guardias de seguridad desarmados para vigilancia adicional y otras funciones, pero estos guardias no han sido juramentados como agentes de policía, según portavoces de los aeropuertos.

Duane McGray, director ejecutivo de Airport Law Enforcement Agencies Network, dijo: “Se requiere que todos los aeropuertos proporcionen suficientes recursos policiales” y “los números varían de un aeropuerto a otro”.

El asunto de las armas es parte de una disputa entre los agentes de la policía de la aviación y Edgeworth. En septiembre, los agentes hicieron un voto de no confiar en él.

La carta de no confianza del sindicato dice: “La gran mayoría de los agentes de policía de la aviación y de este Sindicato acuerdan que el jefe Edgeworth es incompetente como líder de la policía, no es comunicativo, es ineficaz y ejerce control a través de la coacción y miedo en su cargo de jefe que supervisa la seguridad pública y del personal”.

En respuesta al sindicato, la comisionada del Departamento de Aviación de Chicago, Ginger Evans, escribió que Edgeworth tiene la “plena confianza” del departamento y “ha sido un incansable defensor de la sección de Seguridad y Vigilancia durante su mandato”.

“Tanto Midway como O’Hare tienen registros de seguridad y protección ejemplares, así como también son reconocidos como líderes en la industria de la aviación”, escribió Evans.