CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
India

La contaminación ahoga a Nueva Delhi y la obliga a parar a millones de coches

Por Charles Riley

(CNNMoney) – Millones de residentes de Nueva Delhi, ahogados por el esmog, se han visto obligados a fijarse un inusual propósito para Año Nuevo: utilizar más el transporte público.

Restricciones de conducción radicales entraron en vigor en Delhi. Una de las ciudades más contaminadas del mundo está probando urgentemente formas de sacar a millones de autos de las calles y mejorar la calidad del aire.

Las medidas temporales permitirán que los vehículos privados operen solo en días alternos entre el 1 de enero y el 15 de enero.

“Sabemos que quienes tengan que dejar sus autos en casa enfrentarán algunas dificultades”, dijo el ministro principal de Delhi, Arvind Kejriwal. “Pero esto es por todos ustedes y por sus hijos. Todos nosotros estamos tosiendo”.

En 2014, la Organización Mundial de la Salud dio a conocer datos sobre los niveles la calidad del aire en 1.600 ciudades alrededor del mundo, y se determinó que Delhi era la ciudad con la mayor concentración de partículas de materia menor a 2,5 micrómetros, también llamada PM 2,5.

La capital de la India, la cual es el hogar de más de 20 millones de personas, promedió lecturas de las partículas PM 2,5 de 153, en comparación con 14 en Nueva York y 20 en Los Ángeles. Beijing, que recibe la mayor cantidad de titulares negativos en cuanto al esmog, registró 53.

Las partículas PM 2,5 son extremadamente pequeñas, pero llegan profundo a los pulmones y causan problemas de salud crónicos. Los científicos dicen que las plantas eléctricas de carbón, los vehículos, el polvo de construcción, la quema de cosechas y el combustible utilizado para cocinar contribuyen a elevar los niveles de contaminación en Delhi.

La contaminación del aire envuelve los suburbios de Nueva Delhi.

Entre ellos, el fuerte aumento del uso de autos privados se destaca. Existen aproximadamente 9 millones de vehículos registrados en Delhi, y una increíble cantidad de 1.400 vehículos nuevos son añadidos a las calles todos los días. Mientras tanto, el número de usuarios que utilizan el transporte público está disminuyendo rápidamente.

El problema está atrayendo la atención de importantes legisladores.

Este invierno, la cantidad de partículas PM 2,5 en el aire ha alcanzado niveles altamente peligrosos, lo que dio lugar a que el alto tribunal de Delhi comparara las condiciones en la ciudad con “vivir en una cámara de gas”.

La Corte Suprema de la India, la cual ha sido la entidad del gobierno más agresiva en temas de contaminación, ha prohibido que grandes camionetas diésel transiten por Delhi, y subió los impuestos a los camiones comerciales que ingresan a la ciudad.

“Ahora es el momento de tomar acciones radicales”, dijo el Dr. Naresh Trehnan, presidente de Medanta Medicity, un hospital que cuenta con 1.500 camas. “Sí, va a ocasionar inconvenientes, pero las personas deberían llegar a entender que esto es por su propio bien”.

La perspectiva de que se les obligue a utilizar medios de transporte alternos ha molestado a algunos residentes de Delhi, quienes califican al plan de Kejriwal como mal concebido y poco práctico. Poco después de que la política fuera anunciada, el gobierno empezó a establecer ciertas excepciones: para los funcionarios de alto rango, las motocicletas y las mujeres que viajan solas.

Nueva Delhi, hogar de más de 20 millones de personas, tiene casi 9 millones de vehículos registrados.

Algunos residentes dicen que para lidiar con esta medida, recurrirán a “jugaad”, una palabra en hindi y panyabí utilizada para describir soluciones innovadoras que a menudo requieren de ciertas jugarretas. En la ciudad ya se escuchan las conversaciones de placas falsas. Si la política se amplía más allá de 15 días, algunos residentes dicen que simplemente comprarán otro auto.

Sin embargo, hay un tanto de optimismo por el experimento. Anumita Roychowdhury, la directora ejecutiva del Centro para la Ciencia y el Medio Ambiente, dijo que sacar algunos autos de las calles creará consciencia pública sobre la contaminación del aire, y obligará al gobierno a mejorar los sistemas de transporte masivo.

“Ellos tienen que idear el modelo, y ese sistema debería ser sostenido incluso más allá del programa de los 15 días”, dijo. “Eso te dará la solución máxima”.