Los precios del petróleo sufrieron una caída por la crisis entre dos de las potencias petroleras de Oriente Medio: Arabia Saudita e Irán.

(CNN) - Los precios del petróleo estuvieron inestables el lunes después de que Arabia Saudita rompiera sus vínculos diplomáticos con Irán.

Después subir casi un 3% en la primeras operaciones bursátiles, los precios del crudo retrocedieron a 37 dólares antes de repuntar de nuevo.

Los dos países han estado en desacuerdo desde hace mucho tiempo, pero la ejecución el sábado del clérigo chiíta Nimr al-Nimr por parte de Arabia Saudita inició una nueva ronda de discusiones entre ellos, lo que provoca un peligroso giro en una región que ya es volátil.

Al-Nimr era un ferviente disidente en contra de la familia real musulmana suní y exigió su derrocamiento durante los levantamientos de la Primavera Árabe de 2011. Después de su ejecución, la embajada saudí en Teherán, mayoritariamente chiíta, fue atacada.

Tanto Irán como Arabia Saudita son grandes países productores de petróleo, y miembros fundadores de la OPEC.

Las tensiones geopolíticas en Oriente Medio normalmente hacen que los precios suban a medida que los operadores se preocupan por las interrupciones en la oferta. Pero en este caso, tanto Irán como Arabia Saudita probablemente seguirán extrayendo petróleo a un ritmo acelerado, lo que contribuye a la saturación global del suministro que ha mantenido los precios en niveles muy bajos durante los meses recientes.

En 2015, los precios del petróleo bajaron en un 35% a niveles nunca antes vistos desde la crisis financiera global.

La OPEC, el participante más importante en el mercado del petróleo, está actuando decididamente, y se niega a reducir la producción para elevar los precios. El cártel liderado por Arabia Saudita está tratando de excluir a los productores de alto costo en EE.UU. y otros lugares.

La producción de petróleo de Irán ha estado regida por sanciones durante mucho tiempo, pero el país está ansioso por aumentar su producción. Está planificando aumentar la producción en hasta 1,5 millones de barriles al día en 2016.