CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Nominan a Santos, a ‘Timochenko’ y a las víctimas del conflicto al premio Nobel de Paz

Por CNN Español

(CNNEspañol) — El presidente Juan Manuel Santos, el jefe máximo de las FARC —Rodrigo Londoño Echeverry, alias ‘Timochenko’—  y un grupo de víctimas de la violencia en Colombia fueron nominados al premio Nobel de Paz por el parlamentario noruego Heikki Eidsvoll Holmås.

El parlamentario socialista Heikki Holmås, quien ha seguido muy de cerca el proceso de paz, dijo a CNN en Español que decidió postular al grupo de colombianos al Nobel de Paz por “sus esfuerzos en reducir la violencia en el país” después de un conflicto tan duradero como el colombiano.

Holmås fue quien nominó el año pasado al Cuarteto de Diálogo Nacional de Túnez, ganadores del premio Nobel de la Paz en 2015.

Según el parlamentario, el de Colombia es un proceso de paz para resaltar por la participación activa que han tenido las víctimas en la resolución del conflicto.

“Es importante recordar que el premio Nobel de Paz va a alguien que alcance o tome iniciativas importantes para acabar un conflicto y este es definitivamente un proceso que califica como una iniciativa para acabar un conflicto”, dijo Holmås a CNN en Español.

Las víctimas nominadas son Luz Marina Bernal, líder del grupo de madres cuyos hijos fueron víctimas de ejecuciones extrajudiciales por parte de fuerzas del Estado; Jineth Bedoya, periodista y activista, víctima de la violencia por parte de grupos armados; Leyner Palacios, víctima de la masacre de Bojayá, uno de los episodios más dolorosos de violencia en el país ocurridos en mayo de 2002; Constanza Turbay, a quien la guerrilla de las FARC asesinó a toda su familia, y José Antequera, hijo del líder de la Unión Patriótica, partido que sufrió un genocidio en la década de los años 90.

Antequera aplaudió el reconocimiento a los esfuerzos de paz de las víctimas.

“Es claro que esta nominación es, en primer lugar, un reconocimiento a la razón y entrega de quienes han defendido la causa de la paz en Colombia”, escribió Antequera en su blog al conocer la noticia.

Para el político noruego, el hecho de que las víctimas busquen reconciliación y no venganza le da más fuerza al proceso.

“Creo que las víctimas en Colombia se han parado y han dicho: ‘Miren, podríamos ir por venganza pero en su lugar vamos por la paz y la reconciliación’. Eso es conmovedor y le da mucha fortaleza al proceso de paz, que debe ser honrado con un premio Nobel”.n

Las víctimas se reunieron con las FARC en La Habana, Cuba, para negociar el tan espinoso punto de víctimas que se firmó en diciembre de 2015.

El proceso de paz cumplió tres años en noviembre de 2015 y hasta la fecha se han firmado cinco de los seis puntos del acuerdo general para la terminación del conflicto: desarrollo rural integral, participación en política de guerrilleros presos, erradicación de cultivos ilícitos, el marco para el acuerdo de justicia transicional y reparación y verdad a las víctimas.

Aún falta llegar a acuerdo sobre la terminación del conflicto, que incluye el tema del posible plebiscito de paz.

El presidente Santos ha dicho que el objetivo es que el 23 de marzo de 2016 se firme la paz.

La Unidad de Víctimas del Gobierno Nacional también celebró la posible nominación.

“La Unidad para las Víctimas saluda este reconocimiento y espera que en octubre próximo, cuando se publique el ganador, se reconozca el trabajo silencioso y paciente de los más de siete millones de personas que han padecido el conflicto armado”, dice en un comunicado en su página web.

Sin respaldo a ‘Timochenko’

A pesar del espaldarazo al proceso de paz que representa esta nominación, sobre todo para el gobierno de Santos, muchos colombianos rechazaron a través de redes sociales que alias ‘Timochenko’ esté en esta lista.

Sin embargo, el parlamentario recuerda que históricamente muchos de los ganadores de este premio de paz “tienen sangre en sus manos”.

“Si usted hace una revisión a los laureados con el Nobel de paz encontrará a muchos de ellos que tienen ‘sangre en sus manos’. Creo que se requiere de mucho coraje para la gente que ha sido parte de una guerra pueda decir ‘No, nosotros no seguiremos con lo que hemos hecho durante todo este tiempo. Debemos movernos hacia un futuro y ese futuro es paz'”, explica Holmås.

Holmås asegura que así no se alcance la firma del acuerdo de paz el próximo 23 de marzo como lo propuso el presidente, los negociadores y las víctimas aún pueden ser reconocidos por sus esfuerzos.

Una lista secreta

La lista de los nominados a este galardón es secreta, y no se revela sino hasta 50 años después.

El Comité Noruego del Nobel ha revelado el número de candidatos en años pasados, pero nunca los nombres. La organización acepta nominaciones de un grupo de personas entre las que se cuentan ministros, congresistas, ganadores previos y académicos.

En la lista de este año estaría nominado el papa Francisco y los ciudadanos griegos que han ayudado a los inmigrantes, le dijo a CNN Kristian Berg Harpviken, director del Instituto de Investigación sobre la Paz de Oslo y observador atento del Nobel, confirmando un previo reporte de AFP.

Otro de los nominados fue el precandidato republicano a la presidencia Donald Trump, por “su ideología vigorosa de la paz que usa como un arma de disuasión contra el islam radical, ISIS, Irán nuclear y China comunista”, según dijo a esa agencia de noticias Kristian Berg Harpviken.

El ganador del premio Nobel será anunciado en octubre y el premio se entregará en Oslo, Noruega en diciembre de 2016.