CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Donald Trump defiende la tortura: “Nada debe quedar fuera de discusión”

Por David Wright

(CNN) — Donald Trump se mantuvo firme en su apoyo hacia lo que llamó “técnicas de interrogación mejorada” y escribió que él está dispuesto a hacer “lo que sea necesario para proteger y defender a esta nación”.

El empresario multimillonario defendió el lunes su llamado a utilizar tales prácticas en una columna de opinión para USA Today, en respuesta a los críticos que dicen que tales técnicas —entre ellas el ‘submarino’— son formas de tortura y no son efectivas para lograr que sospechosos de terrorismo brinden información valiosa.

“Aunque la efectividad de muchos de estos métodos puede ser cuestionada, nada debería quedar fuera de la discusión cuando las vidas de los estadounidenses están en riesgo”, escribió Trump. “El enemigo está decapitando a los cristianos y los ahoga en jaulas, y nosotros somos demasiado correctos políticamente como para responder de la misma forma”.

Y Trump, quien es el favorito de entre los candidatos republicanos a la presidencia, argumentó que su posición demuestra un fuerte liderazgo ejecutivo.

“Los ciudadanos de Estados Unidos esperan que su presidente tome tales decisiones, y yo no los voy a decepcionar. Haré lo que sea necesario para defender a esta nación y a sus ciudadanos”, dijo. Además, añadió lo siguiente: “No puedo imaginar saber que algo podría haberse hecho para salvar vidas de estadounidenses, y no tomar esas acciones”.

La opinión de Trump como un franco defensor de las técnicas severas de interrogación ha sido una incidencia común en los eventos de campaña, sobre todo cuando defendió la técnica conocida como “submarino” en un debate reciente.

“Regresaría el ‘submarino'”, dijo Trump durante un debate el 7 de febrero. “Y regresaría cosas mucho peores que el ‘submarino'”.

La tortura está prohibida en Estados Unidos, y está definida por el estatuto federal como un “acto cometido por una persona que actúa bajo el color de la ley e intenta específicamente infligir daños físicos o mentales severos, o sufrimiento (aparte de dolor o sufrimiento adicional a las sanciones legales), a otra persona que se encuentre dentro de su custodia o control físico”.

La definición también añade que “el dolor mental o sufrimiento severo” implica el daño mental prolongado, ocasionado por o como resultado de una “variedad de factores”, entre ellos “la amenaza de muerte inminente”.

También está prohibido por una convención de la ONU, ratificada por Estados Unidos.