CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra en Siria

Siria

Siria: cómo una franja de tierra podría cambiarlo todo

Por Nick Paton Walsh

(CNN) — La polvorienta carretera de Azaz, justo a un costado de la frontera entre Turquía y Siria, solía ser el tipo de lugar que cruzabas zumbando de camino a la ciudad de Aleppo, controlada por los rebeldes. Ahora es la escena de cambios trascendentales para la guerra en Siria, la cual podría decidir la cuestión más compleja sin resolver del conflicto: ¿quién luchará por los árabes sunitas de Siria?

Los hospitales en Azaz fueron atacados con misiles el lunes, pero el área también ha sido el escenario de fuertes enfrentamientos. Hay dos bandos que se disputan la ciudad: los rebeldes sunitas sirios, muchos de ellos respaldados por Turquía, los estados del Golfo y en ocasiones por Estados Unidos, enfrentan el avance de los kurdos sirios conocidos como las YPG, otro grupo que recibe el apoyo de Estados Unidos.

Por qué es importante esta región: una roca y un lugar duro

Será de ayuda que veas un mapa: Fundamentalmente, esta lucha es por el delgado tramo de territorio que estos rebeldes sunitas relativamente moderados consideran su fortaleza y que solía ser la ruta de suministro vital hacia Aleppo.

En los últimos 10 días, todo eso ha cambiado. El régimen de al Asad se ha movido ferozmente hacia en el sur del área y ha cortado la ruta de suministros hacia Aleppo. Entonces, en los últimos días, los kurdos sirios se han movido al este fuera de Afrin, el enclave norte de Aleppo en el cual ellos habían permanecido pacíficamente durante años, y tomaron rápidamente el territorio de los rebeldes sirios moderados.

En la noche del lunes, un líder de los moderados sirios le dijo a CNN que los kurdos sirios habían tomado Tal Rifaat, una ciudad vital al sur de Azaz. Esto significa que ellos solo tienen que avanzar unos cuantos kilómetros al este antes de alcanzar las fronteras con ISIS que los moderados rebeldes sirios han luchado por defender durante meses. Desde la tarde del martes, han surgido reportes respecto a que los kurdos sirios han conseguido un trato para entrar en la ciudad clave en esa linea fronteriza –Marea– sin luchar.

Esto deja a Estados Unidos como un torpe espectador de una lucha entre un grupo que ha apoyado con un éxito limitado –los rebeldes (árabes sunitas) moderados sirios– y otro grupo que ha prosperado con su ayuda… los kurdos sirios. Estados Unidos hará lo que esté a su alcance para presionar a los kurdos a regresar, pero puede ser demasiado tarde.

Uno de los rebeldes moderados sirios le dijo a CNN que creía que los kurdos sirios estaban recibiendo armas de las fuerzas rusas y las fuerzas del régimen al sur. El rebelde, que tiene fuertes lazos con Estados Unidos, le dijo a CNN: “Tenemos una sólida evidencia de que (ellos) se están coordinando con los rusos, quienes les han estado proporcionando un gran apoyo. Ya les hemos presentado esta evidencia a los estadounidenses”.

Él hizo eco de lo que muchos que observan los avances kurdos han temido: que ellos son parte de una apropiación de tierras a manos de los kurdos para reforzar sus ambiciones para un estado propio. Esta idea aterroriza a Turquía, país miembro de la OTAN, el cual ve a los kurdos como la mayor amenaza a su estado. El movimiento kurdo al este les acerca a su sueño de unir Afrin con la ciudad de Kobane y la creación de un estado kurdo contiguo a la larga frontera sur de Turquía.

“Vamos a tomar parte en la batalla contra ellos porque están tratando de cambiar la demografía de la tierra”, le dijo el rebelde sunita sirio a CNN. “Esta ha sido tierra árabe desde hace miles de años; ellos quieren cambiarla con líderes kurdos. Pero están soñando, esto nunca sucederá”.

A pesar de estos sentimientos, ya puede ser muy tarde: los avances son rápidos y los kurdos sirios históricamente han tenido éxito al poseer territorio. Por su parte, los partidarios de los kurdos sirios afirman que ellos están limpiando la zona de radicales entre las filas rebeldes. Las cosas se mueven muy rápido… y los cambios pueden alterar el curso de la política estadounidense en la guerra.

Pero ¿por qué esta pequeña porción de territorio, y los destartalados rebeldes que la sujetan, son tan importantes? Esto es porque son –en el norte del país, al menos– todo lo que queda de las fuerzas árabes sunitas moderadas que Estados Unidos ha cortejado por tanto tiempo para que ataquen a ISIS y, posiblemente más adelante, enfrenten al régimen sirio.

Su derrota podría poner fin al objetivo de la coalición internacional de encontrar una fuerza sunita moderada como socio en la lucha contra ISIS y representar a los millones de sunitas sirios que iniciaron la revuelta contra al Asad. Por supuesto, hay fuerzas moderadas en el sur de Siria que han estado recibiendo la ayuda occidental, pero en su mayoría no están luchando contra ISIS. Y los bolsillos de los moderados que quedan en todo el país han sido gravemente afectados y es difícil que les llegue la ayuda exterior.

El norte ha sido en donde la mayor parte del esfuerzo estadounidense se ha enfocado. Por esta razón, los avances en los alrededores de Azaz han tenido un mayor impacto. Los árabes sunitas moderados en Siria han fracasado en encontrar una voz política y militar unida, lo cual ha sido la base para el levantamiento de ISIS.