(Crédito: ALESSANDRO DI MEO/AFP/Getty Images/Imagen de archivo)

(CNN) - Durante una conferencia de prensa en el avión papal de regreso a Roma luego de seis días de visita apostólica en México, el papa Francisco abrió la posibilidad de que las mujeres puedan usar anticonceptivos para evitar embarazos específicamente para prevenir el virus del Zika.

Cuando los periodistas le preguntaron al papa sobre si la iglesia Católica podría permitir el uso de anticonceptivos en el caso de las madres que no quieren quedar embarazadas debido al virus del Zika, el papa dijo que “evitar el embarazo no es un mal absoluto”.

“El aborto no es el menor de los males. Es un crimen. En el mal menor —evitar el embarazo— estamos hablando en términos del conflicto entre el quinto y el sexto mandamiento (No matar y no cometer actos impuros, respectivamente)”, dijo el pontífice a periodistas."Es un crimen. Es eliminar a uno para salvar a otro. Es lo que hace la mafia, ¿eh? Es un crimen. Es un mal absoluto".

“El gran Pablo VI, en una difícil situación en África, permitió a las monjas usar anticonceptivos en casos de violencia”, recordó Francisco.

“Por otra parte, evitar el embarazo no es un mal absoluto. En ciertos casos, como en este que mencioné del papa Pablo VI, era claro”.

El pontífice también hizo un llamado a los médicos para que encuentren una vacuna contra los mosquitos que son portadores del virus del Zika, ya que es en “algo que se debe trabajar”.

Francisco regresó a Roma luego de una visita en México donde se refirió a temas de violencia y narcotráfico.