CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Autos

¿Cuál crisis? Las ventas de autos de lujo aumentan en Rusia

Por Ivana Kottasova

(CNNMoney) — Es una crisis con un giro. La economía rusa se está colapsando, el rublo está cerca de sus mínimos históricos, la pobreza va en aumento. Sin embargo, las ventas de los automóviles de lujo están en auge.

Porsche estableció un nuevo récord en Rusia en 2015, con un alza de 12,4% en sus ventas, en comparación con 2014. Rolls-Royce también anunció recientemente que alcanzó un nuevo récord. Las ventas de Lexus subieron 6% y Bentley dijo que el mercado en Rusia está “creciendo rápidamente”.

“Los ricos en Rusia simplemente tienen más dinero y más confianza para hacer compras”, dijo Tim Urquhart, principal analista automotriz de IHS.

El éxito de las automotrices de lujo está en marcado contraste con el resto del mercado en Rusia. Después de una década de crecimiento rápido, las ventas totales de automóviles en Rusia cayeron casi 36% en 2015. Eso representa menos de 1,6 millones de autos vendidos en 2015.

El auge en las ventas de automóviles de lujo podría ser un subproducto de la devastadora crisis económica, provocada por la caída de los precios del petróleo y por las sanciones occidentales. El rublo débil está haciendo relativamente baratos los bienes en Rusia para compradores que tienen la mayor parte de su riqueza almacenada en dólares o en otras monedas extranjeras.

El rublo cayó a un mínimo récord de 82 unidades por dólar en enero. Desde entonces se ha recuperado un poco, a alrededor de 77 por billete verde, pero sigue siendo muy débil en comparación con los niveles previos a la crisis, de 45 rublos por dólar.

La enorme caída del rublo también llevó a muchos rusos a gastar antes de que los precios suban más. Las empresas internacionales ajustan los precios en función de los tipos de cambio, pero el proceso puede tomar meses y los compradores están aprovechando ese retraso.

Un similar apresuramiento para comprar ocurrió en diciembre de 2014, cuando el rublo comenzó a derrumbarse. Apple fue una de las primeras empresas en ajustar sus precios en aquel entonces: el precio del iPhone 6 pasó de 39.990 rublos (517 dólares) a 53.990 rublos (700 dólares)—un aumento de 35%— en el periodo de una semana.

Pero los fabricantes de automóviles de lujo no han hecho el ajuste. Tomemos como ejemplo el Lexus IS. Sus precios comienzan en 37.000 dólares en Estados Unidos. Pero los compradores en Rusia pueden comprar el mismo modelo por un poco más de 2 millones de rublos (25.000 dólares).

Algunos rusos también están buscando preservar su riqueza a medida que el rublo se derrumba. “Aquellos con grandes cantidades de dinero en efectivo también están buscando activos físicos para mover su efectivo, y algunos autos de lujo cumplen la cuota”, dijo Urquhart.