Los hermanitos Aylan y Galip Kurdi. (Tima Kurdi/Facebook).

(CNN) - Dos personas fueron declaradas culpables de "contrabando de refugiados" en el caso de la muerte del niño sirio Aylan Kurdi, quien se ahogó frente a una playa turca, informó el viernes la agencia de noticias Anadolu.

Cada uno fue sentenciado a cuatro años y dos meses de prisión por la muerte de Aylan y otros cuatro refugiados, según la agencia de noticias.

Las autoridades los absolvieron por los cargos de homicidio por negligencia.

Aylan, su hermano de 5 años y su madre se ahogaron cuando su embarcación volcó durante una peligrosa travesía de Turquía a Grecia.

Su padre, Abdullah Kurdi, fue el único sobreviviente. Otros parientes, entre ellos unos tíos, llegaron a Canadá como refugiados.

La trágica imagen del cuerpo sin vida boca abajo de Aylan en una playa de Turquía, marcó un punto de inflexión en el debate sobre cómo manejar la oleada de personas que huyen a Europa desde el Medio Oriente.

En lo que va de año, casi 130.000 inmigrantes y refugiados llegaron a Europa a través del Mediterráneo, según la Organización Internacional para las Migraciones.

Más de 400 personas han muerto haciendo el peligroso viaje desde enero.