CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Familia mata en defensa propia a un sospechoso de homicidio que había escapado de prisión

Por Darius Johnson

(CNN) — Un sospechoso de asesinato que escapó de una cárcel de Mississippi fue asesinado a tiros por miembros de una familia a quienes mantuvo como rehenes durante varias horas el jueves en el interior de su casa, dijo la policía.

Después de más de una semana prófugo, Rafael Arnez McCloud fue encontrado muerto en la bañera de una casa en Vicksburg, Mississippi, según los investigadores.

El dueño de la casa le dijo a la policía que un hombre con un cuchillo –que después fue identificado como McCloud– se acercó a él alrededor de las 4 a.m. del jueves, cuando él y su hijo de 5 años se dirigían al garaje. Según el dueño de la casa, el hombre entró a la fuerza.

Horas después, la familia usó su propia pistola para defenderse y escapar.

El dueño de la casa resultó acuchillado cuando luchaba con el sospechoso  

Una declaración de la policía de Vicksburg del jueves por la noche dio detalles del ataque que acabó con la muerte de McCloud.

La policía dijo que “según el dueño de la casa, él fue atado en el baño por el sospechoso. El dueño de la casa dijo que pudo liberarse, luchó con el sospechoso y sufrió una puñalada en la parte trasera de su hombro”.

Tanto el hombre como su esposa y su hijo fueron mantenidos en el baño, dijo la policía. La situación cambió cuando, en algún momento, a la esposa se le permitió salir del baño, dijo la policía.

“La esposa regresó con una pistola, disparó una vez y pensó que había alcanzado a McCloud. Después de que la esposa cortó los lazos que tenían atado a su esposo, él tomó control del arma y le disparó varias veces a McCloud”, dijo la policía. “Luego la familia salió corriendo, detuvo a un automovilista y le pidió que llamara al 911”.

Cuando los investigadores llegaron a la escena justo después de las 7 a.m., encontraron a McCloud en la bañera con varias heridas de bala.

El sospechoso tomó como rehén a un empleado de la cárcel durante el escape  

Las autoridades han dicho que McCloud, de 34 años de edad, escapó la semana pasada después de tomar como rehén a un empleado de la cárcel con un arma improvisada.

Mientras registraban el área buscándolo, los investigadores advirtieron que creían que McCloud estaba armado y que era peligroso, además ofrecieron una recompensa por su captura. El jueves por la mañana anunciaron que la búsqueda del fugitivo había terminado.

“Este ciertamente no es el resultado que queríamos”, dijo el alguacil del condado de Warren, Martin Pace. “Nuestro objetivo era capturarlo sano y salvo y juzgarlo por los cargos criminales por los que estuvo en la cárcel. Me siento aliviado porque la familia esta mañana no resultó más herida”.

Las lesiones del esposo estaban siendo atendidas y no pusieron en peligro su vida, dijo Pace. La mujer y su hijo resultaron ilesos, dijeron las autoridades.

La experiencia fue “muy traumática” para la familia, dijo la capitana de la policía de Vicksburg, Sandra Williams, y agregó que los investigadores agotados que habían estado buscando a McCloud están contentos porque la búsqueda ha llegado a su fin.

“No hay manera de decir cuantas vidas se salvaron”, dijo ella.

Acusado de asesinato capital  

McCloud había estado en custodia bajo cargos por el asesinato de Sharon Wilson, de 69 años de edad, cuyo cuerpo fue encontrado en un hospital abandonado a finales de junio, según el departamento de policía de Vicksburg.

Ella había sido golpeada en la cabeza y vapuleada.

Los investigadores han dicho que McCloud admitió haber secuestrado a Wilson de su casa y arrojado su cadáver en el césped detrás del hospital.

Él fue acusado de asesinato capital, agresión sexual, violación, incendio, allanamiento de morada, posesión de armas por un delincuente, robo a gran escala de autos y hurto en relación con el asesinato. Se declaró no culpable en enero.

Steve Almasy, Jeffrey Acevedo y Dave Alsup de CNN contribuyeron con este reportaje.