CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Honduras

Testigo del asesinato de Berta Cáceres debe permanecer en Honduras 30 días

Por Elvin Sandoval

(CNN Español) — Cuando atacantes enmascarados mataron da la destacada activista hondureña Berta Cáceres, él era el único testigo.

Ahora, las autoridades de Honduras impidieron al ecologista mexicano Gustavo Castro salir del país durante los próximos 30 días, una medida que ha provocado la protesta de otros activistas que temen que pueda estar en peligro.

El hermano de Castro, Oscar, acusó a los investigadores de tratar de incriminarlo, en lugar de protegerlo.

“Están tratando de acusar a mi hermano de un delito, es decir, ya que pase de calidad de testigo a haber cometido un delito y le están queriendo encontrar por donde encontrarle un delito”, dijo a la prensa el miércoles.

Gustavo Castro se encuentra refugiado en la Embajada de México en Tegucigalpa, donde recibe protección.

En conferencia de prensa desde la capital de Honduras, Tegucigalpa, activistas dijeron que los derechos de Gustavo Castro habían sido violados.

“Observamos con gran preocupación que no le han dado el tratamiento adecuado. Él dijo en repetidas ocasiones que ha cooperado con las autoridades y podría seguir cooperando desde su país, pero, no obstante, arbitrariamente le han impedido salir del país”, dijo Ana Marcia Aguiluz del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional.

La fiscalía negó que se hubieran violado los derechos de Castro. Él tiene que permanecer en Honduras, dijeron las autoridades, para que se pueda investigar asesinato de Cáceres.

“Él es un testigo de la fiscalía, ya que, recordemos, él estaba en la escena cuando la señora Berta Cáceres murió, por lo que está cooperando con los fiscales con su testimonio”, dijo Yuri Mora, portavoz de la fiscalía.

La condición de Castro en el proceso, dice la fiscalía, es como informador y no como imputado.

“El es un testigo, es un testigo de la fiscalía porque recordemos que estaba en el lugar de los hechos el día que murió la señora Berta Cáceres, entonces está colaborando con la fiscalía”, agregó Mora.

Berta Cáceres fue asesinada el 3 de marzo en su casa. Se sabe que fueron dos sujetos encapuchados.

Temiendo por su vida

En una carta abierta publicada por los medios de comunicación de Honduras a principios de esta semana, Castro dijo que temía por su vida.

“Los sicarios ya saben que no he muerto, y están sin duda listo para completar su misión”, escribió, según una copia de la carta publicada en la página web de Televicentro, afiliada de CNN.

Michel Forst, relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, criticó la forma en que las autoridades estaban tratando el caso.

“Gustavo debe inmediatamente de estar provisto de una protección eficaz y deben permitirle regresar a su país”, dijo el jueves.