CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Terrorismo

Los talibanes golpean una celebración cristiana en Pakistán: “Había cuerpos por todas partes”

Por Sophia Saifi

(CNN) — El domingo de Pascua, un día fresco de primavera, parte de la comunidad cristiana en Lahore, Pakistán, se mezclaba con sus vecinos musulmanes, para las celebraciones en un parque de la vecindad. Luego, llegó el sonido de la tragedia.

Una explosión desgarró el parque, matando indiscriminadamente. El ataque suicida dejó al menos 69 muertos. Más de 340 resultaron heridas, según la portavoz del gobierno de Punjab, Jehangir Awan.

Un número inusualmente alto de heridos son mujeres y niños.

El ataque, reivindicado por un grupo escindido del Talibán pakistaní, se dirigió intencionalmente contra los cristianos, según los autores.

El grupo religioso representa solo el 2% de la población, y las tensiones son altas entre ellos y un núcleo de musulmanes de línea dura, que quiere una interpretación estricta de la ley islámica en el sistema legal de Pakistán.

“Cuerpos por todas partes”

Uno de los testigos, danés, estaba en el parque con sus dos hermanas. Recordó el momento en que la explosión destrozó todo, matando a una de sus hermanas e hiriendo gravemente a otra.

“Todo el mundo entró en pánico, corriendo en todas las direcciones. Muchos de ellos quedaron bloqueados en la puerta del parque. Había cadáveres en todas partes”, dijo a periodistas.

Ehsanullah Ehsan, portavoz del grupo escindido de los talibanes, conocido como Jamat-ul-Ahrar, prometió que este tipo de ataques continuarían. Los parques de la ciudad permanecieron cerrados este lunes por razones de seguridad, según el comisario adjunto de la policía.

Condena internacional

El primer ministro pakistaní, Muhammad Nawaz Sharif, condenó enérgicamente la explosión. Sharif nació en Lahore y goza de un fuerte apoyo allí.

El primer ministro indio, Narendra Modi, que ha trabajado para descongelar las heladas relaciones entre los dos vecinos, llamó a Sharif el domingo para expresar su dolor por el bombardeo.

Estados Unidos y Australia también condenaron el ataque.

Historia de violencia

En marzo del año pasado, terroristas suicidas atacaron una comunidad cristiana, también en Lahore, provocando dos explosiones que mataron al menos a 14 personas e hirieron a decenas, dijeron las autoridades.

El Talibán pakistaní se atribuyó la responsabilidad de ese ataque también y advirtió de más.

En 2013, terroristas suicidas atacaron una iglesia en la ciudad noroccidental de Peshawar, matando a más de 80 personas.

Adeel Raja, Zahir Sherazi, Yuli Yang, Jethro Mullen, y Hassan Daniyal contribuyeron con este reporte.