CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Clima

Cómo hacer que llueva (o evitar que llueva) el día de tu boda

Por Jen Christensen

(CNN) — Cualquiera que haya planificado una boda sabe que se necesitan varios meses de mucho esmero para asegurar que cada pequeño detalle —desde el menú hasta la música— simplemente sea perfecto.

Sin embargo, hay una cosa que una novia y un novio no pueden controlar: el clima.

Hasta ahora, eso ha sido así.

Una compañía de viajes con sede en el Reino Unido ahora les está ofreciendo a las parejas la garantía de «un día de boda perfecto», el cual es vendido como un paquete de boda con un destino libre de lluvia. La compañía, Oliver’s Travels, necesita seis semanas para planificar el evento y cobra alrededor de 150.000 dólares por un día soleado.

¿Cómo detienen la lluvia?

La compañía utiliza un proceso llamado «siembra de nubes», un método científico utilizado para alterar los patrones naturales del clima y aumentar la precipitación. Al aumentar las precipitaciones en cualquier momento, la compañía puede despejar el cielo de un mal clima justo horas antes de tu boda.

La siembra de nubes es una industria multimillonaria y es usada en países como Estados Unidos, China e India. Es principalmente utilizada para aumentar las precipitaciones y crear agua. Los científicos están estudiando la siembra de nubes como una posible solución a la sequía… y en los Emiratos Árabes Unidos, es considerada como una posible forma de preservar la agricultura en una región seca.

¿Quieres gastar 150.000 dólares para impedir la lluvia? Esta es una guía «hazlo tú mismo» para la siembra de nubes.

Paso 1: consigue un avión

La siembra de nubes es llevada cabo por pilotos que vuelan en zonas de humedad en la atmósfera. Requiere volar una aeronave pequeña que pueda navegar fácilmente a través de un clima tempestuoso, como un Cessna o un Beechcraft King Air.

Paso 2: vuela entre nubes

Para sembrar una nube, los pilotos vuelan directamente en los cumulonimbos, o nubes cúmulos que tienen un considerable desarrollo vertical. Parecen malvaviscos suaves y altos, son moldeados por poderosas corrientes ascendentes desde el suelo. Con el tiempo, estas nubes se desarrollan típicamente en tormentas.

Paso 3: deja caer sal en el aire

Una vez que el avión vuela dentro de una nube, el piloto enciende una de las docenas de bengalas que están adheridas a las alas de la aeronave por un mecanismo de disparo en la cabina. Las bengalas liberan compuestos de humo y sal en el aire, como cloruro de sodio o cloruro de potasio, lo cual atrae el vapor de agua en la nube para formar gotitas de agua. Estas gotitas se unen para formar gotas más grandes y, una vez pesan lo suficiente, pueden caer al final en forma de lluvia.

Paso 4: apunta a la turbulencia

La mayoría de los pilotos están entrenados para evitar volar directamente hacia tormentas eléctricas. Sin embargo, los sembradores de nubes tienen que apuntar a las corrientes de aire, las cuales se forman cuando el aire más caliente de la tierra es llevado a la base de las nubes cumulonimbos. Estas corrientes ascendentes ayudan a mezclar la sal y el humo a través de toda la nube, pero también causan un viaje muy accidentado.

Paso 5: repite

Los vuelos de siembra de nubes pueden tomar de tres a cuatro horas, tiempo durante el cual los pilotos pueden liberar docenas de bengalas. Mientras más sal y humo se inyecte en el aire, mejores serán las posibilidades de producir lluvia.

Entonces, ¿realmente funciona? Los meteorólogos en los Emiratos Árabes Unidos, uno de los países más secos del mundo y mayor consumidor de agua, creen que la siembra de nubes está aumentando las lluvias en el desierto, aunque los científicos todavía están tratando de cuantificar con precisión la cantidad.

¿En cuanto al día de tu boda? La boda libre de lluvia ofrecida por Oliver’s Travels cuenta con una garantía.

Sin embargo, existe una exclusión de responsabilidad en su sitio web: «Si llegara a ocurrir un desastre natural, como un huracán, esto no puede ser controlado».