(CNN) - La creatividad de los narcotraficantes no tiene límites.

Han intentado traficar marihuana en zanahorias falsas. Han intentado hacer que un dron deje caer un cargamento de heroína en un patio de prisión.

Esta semana, los agentes fronterizos de Tucson, Arizona, afirmaron que detuvieron a una mujer que intentaba pasar a escondidas 0,4 kilos de metanfetaminas 'disfrazados' como unos burritos.

La palabra clave aquí es 'disfrazados', pues claramente el narcotraficante no pensó bien y no le puso mucho esfuerzo a su intento de llevar la droga.

No tenía guarniciones para tapar la droga, ni siquiera papel de aluminio para darle una apariencia de auténtico burrito.

Los perros anti-narcóticos rápidamente llevaron a los funcionarios hacia la mujer de 23 años de Nogales mientras cruzaba por la entrada peatonal Morley que cruza de México a Estados Unidos.

La mujer les dijo a las autoridades que era una mula a quien le habían ofrecido 500 dólares por llevar la droga a alguien en Tucson.

Los funcionarios dicen que la droga debía valer cerca de 3.000 dólares, lo que hace de estos unos burritos increíblemente caros.