(CNN) - Un sheriff de Kentucky quiere recordar que los ladrones arrepentidos, incluso si regresan las cosas que roban, han cometido un crimen.

Eso fue lo que ocurrió en la capital estatal, Frankfort, esta semana.

La historia comenzó el domingo por la noche, cuando un hombre robó un barco pontón en el Frankfort Boat Club, dijo el alguacil del condado de Franklin, Pat Melton. El hombre llevó el barco río abajo para recoger a tres amigos, y el grupo de vuelta a la marina entró en unas pocas casas flotantes, llevándose un televisor de pantalla plana, algunas botellas de licor y otros artículos, de acuerdo con el sheriff.

Después, abandonaron la embarcación y el puerto deportivo.

Un video de vigilancia capturó imágenes de uno de los presuntos ladrones, y la oficina del sheriff -ayudada por la policía Frankfort- publicó las imágenes en su página de Facebook.

Fue entonces tomaron un giro inusual.

https://www.facebook.com/140072696051402/photos/pcb.1077786452280017/1077786105613385/?type=3

De acuerdo con el sheriff, al menos uno de los ladrones regresó a la marina la noche del lunes y devolvió todos los objetos robados, indemnes, junto con una nota de disculpa.

La nota decía: "Lo siento mucho. En primer lugar, no sé por qué lo hice. Eso no soy yo. No es el tipo de persona que soy. Ni siquiera recuerdo haberlo hecho. Lo siento. Sé que esto no significa que sea bueno, pero son sus cosas, no las mías. Una vez más, lo siento mucho".

Melton dijo que aunque la devolución de los bienes y la disculpa podrían ayudar al delincuente en los tribunales, las autoridades aún estaban siguiendo pistas. No se han hecho arrestos hasta el momento.

"La intención estaba ahí, y ellos cometieron un crimen", dijo Melton.