(CNN) - La Casa Blanca envió sus condolencias a los familiares y seres queridos de las víctimas fatales del tiroteo en Orlando, Florida, que dejó un saldo preliminar de al menos 50 muertos y decenas de heridos, e informó que el presidente Barack Obama está al tanto de los acontecimientos.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con los familiares y seres queridos de las víctimas”, dijo el secretario de prensa Josh Earnest en un comunicado. “El presidente pidió recibir información actualizada mientras el FBI y otras autoridades federales trabajan junto a la policía de Orlando para reunir más información”.

El tiroteo ocurrió en la madrugada del domingo en el club nocturno Pulse. Dos fuentes policiales confirmaron a CNN que el asesino de Orlando se llamaba Omar Saddiqui Mateen y vivía en Port Pierce, Florida.

Saddiqui Mateen murió en el lugar durante un enfrentamiento con la policía. Estaba armado con un fusil de asalto tipo M4, una pistola y lo que fue descrito como un "artefacto".

“El presidente ordenó que el gobierno federal proporcionara la asistencia necesaria para continuar con las investigaciones y apoyar a la comunidad”, agrega el comunicado de la Casa Blanca.

Lisa Monaco, consejera de Seguridad Interior y Contraterrorismo del presidente Obama, informó al presidente, según Ernest quien dijo que el mandatario pidió que se investigara el tiroteo que deja un saldo de al menos 50 personas muertas.

El mundo político reaccionó al tiroteo en el bar gay este domingo en horas de la madrugada.

El senador de Vermont Bernie Sanders calificó el hecho como “horrible” e “impensable” y subrayó la necesidad de implementar medidas para el control de armas.

“¡Oh! Es horrible, es impensable. Sólo espero que quienes resultaron heridos puedan recuperarse”, dijo el aspirante presidencial esta mañana de domingo en el programa dominical “Meet the Press” de NBC.

“Creo que en este país no deberíamos vender armas automáticas que están diseñadas para matar personas”, dijo Sanders. “Debemos hacer todo lo que podamos para asegurarnos que las armas no caigan en manos de personas que no deberían tenerlas como criminales, personas con problemas mentales. La lucha continúa”.

Entre tanto la virtual candidata demócrata, Hillary Clinton, publicó en Twitter un mensaje a las víctimas firmado como “-H”, que significa que ella misma lo escribió.

“Desperté con la devastadora noticia de Florida. Mientras esperamos más información, mis pensamientos están con los afectados de este horrible acto”, escribió Clinton.

Donald Trump, el virtual candidato republicano, se refirió al tiroteo como “posible terrorismo”.

En un tuit el domingo en la mañana, Trump dijo: “Un tiroteo realmente en Orlando. La policía lo investiga como posible terrorismo. Muchas personas muertas y heridas”.

Trump fue uno de los primeros políticos en reaccionar a los reportes de que las autoridades investigaban el tiroteo masivo como posible acto de terrorismo.

Su reacción a “posible ataque terrorista” fue mucho más moderada esta vez pues hace un mes a propósito del accidente del avión de EgyptAir que viajaba de París a El Cairo, el republicano tuiteó “parece como otro intento de terrorismo”, antes de que las autoridades establecieran posibles causas.

El gobernador de la Florida, entre tanto, se comprometió a dedicar “todos los recursos disponibles” para ayudar luego del tiroteo.

“Mis oraciones se dirigen a los familiares de las víctimas y a todos los afectados por el tiroteo en Orlando. Vamos a dedicar todos los recursos disponibles para ayudar”, tuiteó el político.

El senador de la Florida Marco Rubio calificó el tiroteo como un “horripilante acto de terror en Orlando”.

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo también se pronunció sobre el hecho y dijo que es “triste escuchar el tiroteo masivo sin sentido en Orlando”.