(CNNEspañol) - El vicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera dijo este lunes que el Ministerio de Justicia de Bolivia investigará a partir de ahora los casos de abusos sexuales por parte de sacerdotes a menores de edad en los últimos 15 años.

García Linera instó a las víctimas de abuso sexual y a sus familiares a que se acerquen al Ministerio a hacer sus denuncias por este delito.

“Las personas y familias en las que sus niños o niñas hayan sido objeto de violación por parte de algún funcionario de la iglesia, por favor, (se les pide) se acerquen al Ministerio de Justicia para relatar y denunciar este delito”, dijo el vicepresidente.

Las declaraciones del vicepresidente llegan en un momento en que se discuten propuestas sobre el tipo de penas para este tipo de delitos y hay tensión con la Iglesia católica por cuenta de la ley de identidad de género.

Choque de opiniones

De acuerdo a José Rivera, secretario de comunicación de la Conferencia Episcopal de Bolivia, actualmente existe un choque de opiniones entre la Iglesia y el Estado por una serie de propuestas del gobierno en los últimos meses, como por ejemplo aquella de aplicar la "cadena perpetua seguida de la pena de muerte para violadores", una propuesta que salió a la luz durante la Cumbre de Justicia Plural que se celebró el pasado 11 de junio, en la que se discuten propuestas para reformar la justicia del país.

“[Para la Iglesia, la propuesta] representa un retroceso en la justicia actual porque amenaza la vida y la dignidad humana. Toda persona merece una segunda oportunidad”, dijo Rivera a CNN en Español.

Según la ley boliviana existe un límite de 30 años de prisión para quienes sean hallados culpables del delito de abuso sexual.

Sobre la decisión de que el Ministerio de Justicia investigue a los sacerdotes por delitos sexuales, la Conferencia Episcopal no ha emitido una comunicación oficial. Sin embargo, al referirse a la propuesta de prisión perpetua, monseñor Sergio Gualberti, obispo de Santa Cruz, dijo en su homilía del pasado 12 de junio que “la cadena perpetua es una muestra de la total desconfianza en la capacidad del hombre de reconocer sus errores y cambiar de vida”.

De acuerdo con Ribera, en la Iglesia de Bolivia sólo se han registrado dos casos abuso sexual en 2007 y 2009 que fue tipificado por las autoridades como “abuso deshonesto” y ambos casos fueron denunciados y puestos en manos de la justicia ordinaria.

“Como Iglesia se cumplió con las formalidades, los casos llegaron hasta el Vaticano, se despojaron de su estado laical”, agregó Rivera.

¿A qué entidad le corresponden estas investigaciones?

Además, el anuncio de que sea el Ministerio de Justicia el encargado de ese tipo de investigaciones también ha generado debate. Según el abogado constitucionalista Carlos Alarcón, en la constitución de Bolivia establece que es la Fiscalía la que se encarga de investigar este tipo de hechos y no una institución de gobierno como el Ministerio de Justicia, explicó el jurista a CNN en Español desde la ciudad de Cochabamba, Bolivia.

“Las autoridades competentes son el Ministerio Público en un proceso penal penales. Lo que debió haber dicho el vicepresidente es que los que tuvieran conocimiento de hechos de abuso sexual deberían dirigirse al Ministerio Público, no al Ministerio de Justicia. Eso es obviamente una actuación ilegal, fuera de la ley”, explicó Alarcón.

Ley de identidad de género

Otro tema que “enfrenta” a la Iglesia con el Estado son la ley de identidad de género promulgada el 21 de mayo de 2016, por la que se permitirá a las personas transexuales y transgénero “establecer el procedimiento para el cambio de nombre propio, sexo e imagen en toda documentación pública y privada vinculada a su identidad, permitiéndoles ejercer de forma plena el derecho a la identidad de género”.

Para la Iglesia esta ley, “fue una ley que se aprobó de la noche a la mañana sin mayor conocimiento de la sociedad, la mayor parte de la sociedad”, según el portavoz de la iglesia católica.

La organización religiosa “Plataforma por la Vida y la Familia” convocó a una movilización para el 22 de junio en Cochabamba, Bolivia, en la que se defiende “la familia natural” y para apoyar la derogación de la ley de identidad de género.

El aborto, permitido en tres casos específicos por la legislación boliviana, es otro tema que enfrenta a las instituciones.

El vicepresidente Linera resaltó que el papa Francisco denunció “valientemente” los abusos de algunos sacerdotes a menores de edad.

De hecho, durante su visita a Estados Unidos, el papa Francisco manifestó su profundo dolor por los abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia y prometió que los responsables rendirán cuentas.

"Llevo grabadas en el corazón las historias, el sufrimiento y el dolor de los menores que fueron abusados sexualmente por sacerdote. Continúa abrumándome la vergüenza de que personas que tenían a su cargo el tierno cuidado de esos pequeños les violaran y les causaran graves daños", dijo el Pontífice en la capilla de San Martín en el Seminario de San Carlos Borromeo de Filadelfia el 27 de septiembre de 2015.

"Lo lamento profundamente", agregó el papa, después de reunirse por la mañana con un grupo cinco víctimas de abusos sexuales y sus familias en Filadelfia.