(CNN) - El tatuaje de Josh Marshall es definitivamente más genial que el tuyo.

Este padre de Kansas notó que su hijo, que está luchando el cáncer de cerebro, estaba incómodo por la cicatriz que le quedó en la cabeza después de una cirugía.

Así que Marshall decidió hacerse un tatuaje que coincidiera con la cicatriz de su hijo. La imagen de padre e hijo y sus singulares marcas en la cabeza participó en el concurso de #BestBaldDad (el mejor papá calvo) patrocinado por la Fundación de San Baldrick, una organización benéfica del cáncer infantil.

"Mi hijo y yo en el evento de este año de San Baldrick en Wichita, Kansas. Me tatué la cicatriz de mi hijo para ayudarle con su autoestima", escribió Marshall cuando presentó su foto.

https://www.facebook.com/StBaldricksFoundation/photos/a.75303889977.22155.46443824977/10150673781234978/?type=3&theater

La foto ganó el primer lugar del concurso con más de 5.000 votos y le dio a Marshall el puesto del mejor papá calvo del mundo.