(CNN Español) - Este jueves dos jóvenes celebridades del mundo del entretenimiento latinoamericano trasladaron la antorcha olímpica en Foz de Iguazú. La noticia, como sucedió cuando el youtuber Germán Garmendia hizo colapsar varias de las ferias del libro en Latinoamérica, es: ¿por qué un youtuber y una actriz y no deportistas llevan la antorcha?

En efecto, fue el mismo Garmendia, chileno, y la actriz argentina 'Calu' Soledad Rivero quienes cargaron el símbolo olímpico en Brasil. Y varios atletas argentinos manifestaron su molestia en redes sociales.

Pero no es un asunto excepcional. Incluso, ha sido común en los últimos años. Figuras como Tom Cruise, Diane Swayer, Ryan Seacrest, John Legend, Ellen DeGeneres y Donald Trump.

Según la agencia argentina Télam, el Comité Olímpico Argentino "desconoció los motivos de su designación" y los atribuyó a decisiones del Comité Organizador Local.

El presidente del COA, Gerardo Werthein, dijo que el taekwondista Sebastián Crismanich —quien ganó medalla de oro en Londres 2012— fue la única figura propuesta por el organismo argentino para portar la llama antes del inicio de los Juegos Olímpicos.

'Calu' Rivero es actriz y DJ, y después de que publicara en sus redes sociales la imagen del y la respuesta de varios atletas fue de indignación.

Finalmente, el remero Juan Ignacio Cáceres consideró: "¡Qué ridículo que Calu Rivero lleve la antorcha olímpica!. ¿Qué puede entender sobre el olimpismo?", al tiempo que la nadadora Pilar Geijo se mostró más componedora: "Calu Rivero es una gran actriz pero no es un referente del deporte argentino. Humildemente creo que esto es una falta de respeto a todos los chicos que con mucho esfuerzo han logrado ser olímpicos".

El atleta Germán Chiaraviglio dijo que es una "vergüenza. El remero Juan Ignacio Cáceres habló de "ridículo". La lanzadora de disco Rocío Comba se burló: "Creo que me voy a dedicar a la actuación y a ser DJ de joda toda la noche, tal vez así pueda llevar alguna vez la antorcha olímpica". Por su parte, la esgrimista Belén Pérez cuestionó la comprensión del espíritu olímpico.