(CNN) — Primero, los terroristas atacaron a los caricaturistas de Charlie Hebdo. Después a quienes amaban la música y el fútbol en los ataques de noviembre en París. Finalmente, quienes celebraban la fiesta nacional de Francia en Niza fueron víctimas de un brutal ataque este 14 de julio.

El asesinato de periodistas y caricaturistas de diario satírico Charlie Hebdo en enero de 2015 generó una lluvia de caricaturas a favor de la libertad de expresión, en un esfuerzo para demostrar que la pluma es más fuerte que la violencia.

Este viernes fue un día especial para muchos caricaturistas de todo el mundo para expresar gráficamente la muerte de más de 80 personas a manos de terrorista que embistió a decenas de personas que celebraban la fiesta nacional de Francia en la rivera francesa en la ciudad de Niza.

Galería: De Charlie Hebdo a Niza: cuatro ataques masivos en Francia

Varios caricaturistas, incluyendo el reconocido Jean Plantureux —conocido como Plantu— usaron imágenes de palomas de la paz en sus dibujos.

En noviembre, luego de los ataques de París, el caricaturista brasileño Carlos Latuff, quien se describe a sí mismo como un “cronista de la barbarie”, hizo un dibujo de una bandera de Francia con varios cuerpos debajo de ella.

Latuff dibujó una caricatura de los eventos en el sur de Francia en el que aparece un niño sosteniendo la mano de una víctima fallecida en los ataques, envuelto ya en una bolsa.

El rojo vivo del tricolor francés fue usado por muchos caricaturistas, entre ellos el popular John Mejía, quien dibujó la bandera sangrando en el Paseo de los Ingleses, junto al mar Mediterráneo.

La artista franco-libanesa Swaha Christiane, cuya página web dice que “un dibujo habla más que mil palabras”, centró su atención en el caos del camión de 19 toneladas que embistió a la multitud en Niza y que provocó al menos 84 muertos, según el último reporte de las autoridades.

La parte delantera del dibujo del camión que dibujó la caricaturista jordana Mahjoob tenía la forma de una calavera en medio de los fuegos pirotécnicos de la celebración del día de la Bastilla.

Entre tanto Jean-Charles de Castelbajac hizo un juego de palabras con el nombre de la ciudad, Niza —'nice' en inglés, que significa ‘amable’—, con un mensaje poderoso: “Es hora de ser amables”.

View this post on Instagram

Les yeux Mimosas+

A post shared by Jean-Charles de Castelbajac (@jcdecastelbajac) on

Por otra parte el ilustrador Rachid Sguini dijo en una caricatura que “ser un artista hoy en día es no saber qué dibujar frente al horror”.

Sguini tuiteó después otra caricatura sobre los niños que murieron en el ataque del jueves por la noche.