(CNN Español) - Poco después de oír disparos, Joy Ruez, una francesa de 29 años que vive a pocos metros del Paseo de los Ingleses en Niza, abrió la puerta de su casa y se encontró con un grupo de personas que buscaban refugio en medio de los ataques.

Entre ellos, había una pareja que tenía un bebé, según contó Ruez a Verne, el blog de El País. La pareja se había encontrado el bebé y ahora su prioridad era buscar a su familia.

Como todo ocurrió poco después de que concluyeron los disparos, no consiguieron la respuesta inmediata de la Policía, así que se les ocurrió algo: subir algunas fotografías del bebé a Facebook, para ver si alguien lo reconocía, dijo a Verne.

En el mensaje junto a las fotos decía: "Si alguien reconoce a este bebé o conoce a sus padres o alguien cercano, por favor que se manifieste... ¡Gracias por difundir!"

Entonces, alguien entre sus contactos comentó que otra persona había publicado en otro post de la red social que estaban buscando al bebé. Ruez se puso en contacto con ella.

Era una tía del bebé, quien explicó que los padres del niño, junto con sus otros dos hermanos, estaban en el hospital porque habían sido heridos.

Le dijo a Verne que al principio tuvo dudas de entregarle el bebé a unos desconocidos, "pero cuando vimos al abuelo llorar de aleegría al verlo, no tuvimos dudas de era su familia. Estaban muy emocionados. Todos lo estábamos".