CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

En una entrevista, Trump rompe con la tradición en política exterior de EE.UU.

Por David Wright

(CNN) — En medio del drama que se desarrollaba en la Convención Republicana la noche del miércoles, la campaña de Donald Trump se enfrentó a una nueva controversia cuando el New York Times publicó una entrevista con el candidato republicano en la que expone una visión de política exterior que rompe bruscamente con la tradición de Estados Unidos.

Trump sugirió que  EE.UU. no defendería a aliados de la OTAN, como los Estados del Báltico, contra la agresión rusa si “no han cumplido con su obligación con nosotros”.

Trump ha manifestado reiteradamente que la mayoría de los 28 países miembro de la OTAN no están realizando las contribuciones financieras necesarias para la defensa común, y dijo en el pasado que “EE.UU. debe estar preparado para dejar que esos países se defiendan ellos mismos”.

A lo largo de la entrevista, el candidato republicano a la presidencia parecía rechazar las hipótesis centrales del ejército de Estados Unidos y del pensamiento sobre política exterior -incluyendo el despliegue de tropas extranjeras que abogan por las libertades civiles- y pidió una reducción global sin precedentes, con frecuencia enmarcando su argumento en términos económicos.

Sugirió que el gasto masivo de mantener un orden internacional que está contribuyendo a pérdidas comerciales para EE.UU. “no suena muy inteligente para mí.”

“Estamos gastando una fortuna en un ejército para perder 800.000 millones de dólares”, dijo Trump.

Trump cuestionó el despliegue de tropas estadounidenses al responder a una pregunta acerca de la tensión en el Mar del Sur de China. De acuerdo con la entrevista para el Times, Trump explicó que “va a ser mucho menos costoso” para Estados Unidos desplegar recursos militares en el país.

Trump respondió sobre el reciente intento de golpe en Turquía, y alabó al presidente Recep Tayyip Erdogan “por ser capaz de darle la vuelta”.

Y sugirió que EE.UU. no debe reprender a la administración de Erdogan por posibles violaciones de las libertades civiles porque “cuando el mundo vea lo mal que está Estados Unidos y se empiece a hablar de libertades civiles, no creo que seamos un muy buen mensajero”.

“Creo que no tenemos derecho a dar lecciones”, dijo.