CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
ISIS

Ataque en Francia es el último asalto de ISIS en su guerra contra el cristianismo

Por Paul Cruickshank

(CNN) — El ataque de dos hombres con cuchillos ocurrido este martes en una iglesia a las afueras de Rouen, Normandía, en el cual los atacantes degollaron a un cura y dejaron herido a un rehén, parece ser un acto deliberado contra la Iglesia Católica.

Aunque el número de feligreses ha bajado, el catolicismo todavía está profundamente entrelazado en el tejido nacional francés y el ataque ha causado conmoción en el país.

¿Cuál es el objetivo al elegir este blanco? Causar represalias contra los musulmanes en Francia y buscar que los musulmanes se unan a las filas del Estado Islámico.

Los atacantes grabaron su atrocidad, según dijo una monja que logró escapar, en declaraciones a la televisora BFM, afiliada de CNN.

De acuerdo con el presidente francés Francois Hollande, los atacantes afirmaron que actuaban en nombre de ISIS, algo que el grupo también afirmó vía una agencia de noticias afiliada.

Una fuente de inteligencia francesa dijo a Christiane Amanpour de CNN que uno de los atacantes se había radicalizado luego de los asesinatos en la revista Charlie Hebdo y que intentó viajar a Siria en dos ocasiones. Además, estaba asociado con Maxime Hauchard, otro yihadista francés que apareció en un video de una decapitación a manos de ISIS en 2014.

En recientes semanas, los servicios de inteligencia europeos han detectado un esfuerzo significativamente mayor de militantes de ISIS en Siria e Iraq que buscan entrar en contacto con extremistas en Europa para alentarlos a que lancen ataques. Los oficiales de contrainteligencia creen que el grupo están intentando proyectar una imagen de fuerza y desatar venganza, mientras pierde terreno en Siria, Iraq y Libia. Este mes ya ha registrado dos ataques de simpatizantes de ISIS en Baviera, además del mortal ataque con un camión en Niza.

ISIS ‘busca avivar las represalias’

ISIS enlistó a las iglesias francesas en sus blancos en el quinto número de su revista en francés que fue publicada el verano pasado, esto con el fin de “crear temor en sus corazones”.

En abril de 2015, la policía francesa frustró un plan dirigido por ISIS para atacar una iglesia en Villejuif, en el área de París, luego de que el recluta que lanzaría el ataque -Sid Ahmed Ghlam, un estudiante argelino que vivía en París- se disparó de forma accidental en una pierna. Ghlam viajó dos veces a Turquía donde se reunió con militantes franceses de ISIS vinculados a Fabien Clain, un alto integrante de ISIS que se cree que luego ayudó a planear los ataques de noviembre de 2015 en París.

Al pedir que se ataquen iglesias, ISIS está intentando eliminar lo que llama una “zona verde” para los musulmanes en el occidente, al provocar represalias de la extrema derecha. Los continuos ataques en Francia han llevado a una marejada de enojo contra los musulmanes, que es explotada y capitalizada por políticos de extrema derecha.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos de Francia, hubo 429 amenazas contra musulmanes y ataques en 2015, un incremento del 223% con respecto al año previo. Marine Le Pen, la líder del frente nacional de extrema derecha de Francia, reaccionó a la atrocidad del martes con llamados renovados a que se cierren mezquitas fundamentalistas en Francia.

ISIS declaró una guerra abierta al cristianismo cuando sus combatientes decapitaron a 21 cristianos coptos cerca de Sirte, Libia, febrero de 2015. “Nos han visto (en Siria) cortando las cabezas de los que cargan la cruz (y ahora) lucharemos contra todos ustedes”, dice un hombre enmascarado con un acento norteamericano en un espantoso video que muestra torrentes de sangre fluyendo hacia el Mediterráneo. El mensaje no puede ser más claro: el enemigo “cruzado” y todos los cristianos ahora son vistos como uno solo y todos deben ser exterminados.

La campaña de ISIS es calificada de genocidio

En marzo, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, caracterizó la campaña de ISIS contra el cristianismo y otras minorías religiosas bajo su control como genocidio.

El grupo no solo ha expulsado a poblaciones cristianas de ciudades como Mosul, también los ha asesinado en el Medio Oriente, incluyendo en Egipto, donde una afiliada al Estado Islámico asesinó a sacerdotes coptos. En Nigeria, Boko Haram, afiliada de ISIS, mató a más de 4.000 cristianos el año pasado y atacó a más de 200 iglesias, de acuerdo con cifras de la Organización Cristiana Nigeriana.

También en marzo, presuntos militantes de ISIS en Yemen realizaron un ataque contra una casa de retiro católica en Adén, matando a 16 personas, y un grupo surgido del Talibán pakistaní que ha apoyado a ISIS, buscó atacar a cristianos durante Pascua en un parque de Lahore, matando a 69 personas.

Sin embargo resultó que la mayoría de las víctimas en Lahore eran musulmanes, así como una tercera parte de los muertos en Niza a principios de este mes, lo que expuso a ISIS a críticas entre el yihadismo debido al derramamiento de sangre de musulmanes.

Al ir contra las iglesias, ISIS y sus simpatizantes están singularizando a los cristianos e intentando causar una nueva guerra de religiones.