CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Renuncia la directora ejecutiva del Comité Nacional Demócrata en medio de la controversia por los emails

Por Jeff Zeleny, Tal Kopan

(CNN) — La directora ejecutiva del Comité Nacional Demócrata (DNC, por su siglas en inglés) y otros dos altos funcionarios del partido salieron de la organización este martes en medio de la controversia por los correos electrónicos ‘hackeados’.

Amy Dacey es la funcionaria de mayor rango del DNC que abandona el cargo debido al caso, dijo un funcionario del partido.

El DNC también anunció la salida del director ejecutivo Brad Marshall y del de Comunicaciones, Luis Miranda, en un comunicado de prensa en la tarde del martes.

Dacey es respetada por la campaña de Hillary Clinton y el círculo del DNC, dijo una fuente cercana a la renuncia. Pero el comité busca limpiar la casa tras la filtración de correos electrónicos que parecene mostrar que el comité favoreció a Clinton sobre Bernie Sanders durante la primaria del partido.

La renuncia de Dacey fue reportada primero por Politico.

La presidenta interina Donna Brazile, quien asumió el cargo tras la renuncia de Debbie Wasserman Schultz, anunció adiciones a su equipo: Tom McMahon, ex asesor de Howard Dean, liderará el equipo de transición enfocado en la elección de noviembre. El jefe de personal que se unió al DNC en junio, Brandon Davis, mantendrá su puesto y supervisará los esfuerzos para la elección nacional, anunció, Brazile announced. También se une como asesor interino Doug Thornell.

publicidad

Wasserman Schultz renunció tras la convención del partido de la semana pasada como resultado de las revelaciones, y Brazile asumió como interina durante la elección.

Los cambios en la DNC se producen en tanto la campaña de Clinton se mueve para tener mayor control de las sede del partido en Washington y en estados a lo largo de EE.UU.

Los demócratas además intentan adelantarse a la filtración de más correos y documentos internos de los sistemas computacionales ‘hackeados’ temerosos de más revelaciones vergonzosas.