(Crédito: MARK RALSTON/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - La selección argentina de baloncesto masculino cerró este miércoles el capítulo más exitoso de su historia basquetbolística.

Los cuartos de final de estos juegos olímpicos significaron el último partido oficial de la llamada "generación dorada" de ese país, que conquistó la medalla de oro en Atenas 2004, con Manu Ginóbili a la cabeza.

Este punto final incluso tuvo un aspecto simbólico para la albiceleste: su etapa más gloriosa finalizó justo ante Estados Unidos, selección a la que derrotaron en las semifinales de aquellas olimpiadas para luego catapultarse a la élite del basquetbol mundial.

Los argentinos comenzaron sorprendiendo al sacar una ventaja de 7 puntos en el inicio del primer cuarto. Fue en gran parte gracias al esfuerzo de Facundo Campazzo, quien terminó con 13.

Sin embargo, Estados Unidos apretó el acelerador y no volvió a mirar atrás. Los norteamericanos sacaron una amplia ventaja gracias a los 27 puntos de Kevin Durant, los 17 de Paul George y los 15 de DeMarcus Cousins.

Argentina pudo hacer poco ante la implacable ofensiva rival. Al final, Ginóbili terminó su último partido con la albiceleste con 14 puntos, mientras que Luis Scola sumó 15.

Estados Unidos ganó por un aplastante marcador de 105 a 78 y sigue expreso hacia el oro.