CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

Maduro ordena destitución de funcionarios que firmaron por el referéndum revocatorio

Por CNN Español

(CNN Español) — En 48 horas pidió el presidente de Venezuela Nicolás Maduro que sean despedidos cinco funcionarios que firmaron el referéndum para revocar su mandato.

Esto ha sucedido luego de que el oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela entregara los nombres de empleados públicos en cargos de confianza que avalaron la solicitud de la consulta que propone la oposición.

Si bien el cargo de estos funcionarios está calificado como de libre nombramiento y remoción, la constitución del país prohíbe que se exonere a funcionarios públicos por motivos politicos. De acuerdo con lo estipulado en el artículo 145 de la Constitución venezolana, ” los funcionarios públicos están al servicio del Estado y no de parcialidad alguna. Su nombramiento o remoción no podrán estar determinados por la afiliación u orientación política“.

Según Jorge Rodríguez, personero del partido de gobierno, este lunes se entregaron listas con nombres de personas que de forma pública han expresado su cercanía con la oposicion venezolana. El listado fue entregado en algunos ministerios y en el despacho de Gobierno. Según Rodríguez, se trata de “los nombres de las personas de cargos 99 que en forma pública expresan su cercanía con la derecha venezolana, y que participaron en el proceso de autorización al partido de la derecha, para la activación del referendo revocatorio”.

Maduro: “Si la derecha pasa la frontera del golpismo, Erdogan se va a quedar como niño de pecho”

La semana pasada, Maduro dijo que si la oposición “pasa la frontera del golpismo” su gobierno responderá y que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, “se va a quedar como un niño de pecho”, refiriéndose a la reacción del mandatario turco al reciente intento de golpe en su país.

“¿Ustedes vieron lo que pasó en Turquía? Erdogan se va a queda como un niño de pecho para lo que va a hacer la revolución bolivariana si la derecha pasa la frontera del golpismo otra vez”, dijo Maduro el jueves, ante simpatizantes en el este del país.

El chavismo ha acusado a la oposición reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) de querer dar un golpe de Estado a Maduro.

La agrupación opositora intenta activar un referéndum para revocar el mandato de Maduro este año como mecanismo democrático para acelerar el fin de su gobierno.

El oficialismo denuncia irregularidades en el proceso y dice que hay un 40% de firmas que no son válidas y que había 10.000 fallecidos que aparecen como firmantes. Pero la oposición asegura que consignó 10 veces el número de firmas requeridas y que, incluso en el peor escenario, tendrían seis veces el número de firmas necesarias.

¿Cuándo será?

A inicios de agosto, la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, explicó que, si se cumplen todos los procedimientos, la recolección de firmas del 20 % del padrón electoral que se requiere se realizaría a finales de octubre.

El referendo tendría que realizarse por ley 90 días después de la convocatoria del consejo y esto ya tendría que ser el próximo año, fuera del plazo para la convocatoria de nuevas elecciones presidenciales.

Si se realiza este año y en caso de que la mayoría del país decida que el gobierno de Maduro debe llegar a su fin de forma anticipada, se convocaría a una elección nacional para iniciar un nuevo periodo de gobierno. En tanto, si se realiza después del 10 de enero de 2017, debido a que es menos de dos años antes del fin del mandato, asumiría el poder el vicepresidente en funciones. El diputado oficialista Diosdado Cabello, expresidente de la Asamblea Nacional y vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), dijo que en ese escenario Maduro sería nombrado vicepresidente y que el entonces presidente renunciaría para que Maduro volviera a ser el mandatario.