CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

¿Piensas vacunarte contra la gripe? Mejor espera

Por CNN Español

(CNN Español) — El lanzamiento en las cadenas de farmacias de EE.UU. se produjo en agosto: ven y vacúnate contra la gripe.

Se promocionó la conveniencia. Y se promocionaron también los incentivos para los que adquirieran la vacuna: CVS ofrece un 20 % de descuento en compras para todo el que compre la vacuna, mientras Walgreens dona parte de lo que recibe a las campañas internacionales que promueven la vacunación, reporta Kaiser Health News, .

Aunque la temporada de gripe comenzará en unas semanas —tal vez en unos meses—, el mercadeo alrededor de la vacuna se ha convertido en un asunto de todo el año, comenzando con su ofrecimiento en agosto y sosteniéndose hasta que termina la disponibilidad de las vacunas, generalmente en abril o mayo.

Hasta hace no mucho tiempo, las campañas de vacunación contra la gripe comenzaban con el giro de las vacaciones, en octubre. Pero el aumento registrado en la última década de las ventas de medicamentos clínicos en las farmacias y las leyes estatales que han permitido a los farmacéuticos aplicar vacunas, terminaron por acortar la temporada de vacunas.

Según Tom Charland, fundador y director ejecutivo de Merchant Medicine, estos negocios han encontrado cómo “entregar servicios médicos de manera inmediata”, lo que resulta muy atractivo para los clientes, especialmente los milénicos. Merchant Medicine le hace seguimiento a la industria de los servicios clínicos ambulatorios. “Es una manera de hacer que la gente entre a la tienda y compre otras cosas”, agrega Charland.

Sin embargo, algunos expertos consultados por Julie Appleby, de Kaiser Health News, opinan que este fenómeno de mercadeo puede estar excediendo la sabiduría médica, dado que no está claro cuánto dura la inmunidad que provee la vacuna, sobre todo en las personas mayores.

Las autoridades federales de salud aseguran que siempre que sea posible es mejor tener la vacuna. Una vacuna aplicada a tiempo siempre será mejor que no estar vacunado, insisten.

Pero el mundo científico aún no se pone de acuerdo sobre el tiempo de óptima protección de la vacuna cuando se promueve y se aplica durante los últimos días del verano, dado que la temporada de gripe tiene su pico más alto en la mitad del invierno o más adelante, incluso. Los expertos están divididos en la forma en que los pacientes deberían reaccionar ante las ofertas existentes.

“Si tiene más de 65 años, no se aplique la vacuna contra la gripe en septiembre o en agosto. Es una estrategia de mercadeo”, afirma Laura Haynes, inmunóloga del Centro de Envejecimiento de la Universidad de Connecticut.

Eso se debe a una combinación de factores que disminuye la capacidad de respuesta a la vacuna por parte de los sistemas inmunológicos de las personas mayores de 65 años, antes que los del resto. Además, su efecto protector dura menos en ese grupo de edad que en la población juvenil.

¿Cuál es el momento adecuado para vacunarse? Es una pregunta que incluso se hacen los doctores. “¿Debo esperar hasta octubre o noviembre para vacunar a mis pacientes de mayor edad o a los que tienen una salud más delicada?”. Esa es una de las consultas que se publican en la sección de consejos de inmunización de la página web los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

La respuesta es que es seguro aplicar las vacunas para todas las edades en cuanto estén disponibles en el mercado, incluso aunque tengan alguna advertencia.

Con base en un estudio realizado durante la temporada de gripe 2011-2012, el comité de expertos de los CDC afirma que los anticuerpos creados por la vacuna disminuyen en los meses siguientes a su aplicación “lo que afecta, principalmente, a personas de 65 años en adelante”.

Y aunque “demorar la vacuna podría producir una mayor inmunidad más adelante, en plena temporada de la enfermedad”, los CDC destacan que “aplazarla también podría resultar en perder oportunidades para vacunarse”.

¿Cuánto dura la inmunidad de la vacuna? “La información es muy variada”, explica John J. Treanor, experto en vacunas del Colegio Médico de la Universidad de Rochester.

Algunas investigaciones sugieren que las vacunas pierden efectividad durante el transcurso de una temporada de gripe normal. La temporada suele comenzar en el otoño, pero se recrudece en enero o febrero y puede durar hasta la primavera.

“Así que algunos deben pensar que si se vacunan muy pronto y la temporada comienza muy tarde, la vacuna podría no funcionar”, agrega Treanor. Sin embargo, otros estudios “muestran que la vacuna aplicada en un año sigue brindando protección al año siguiente, si la cepa de la gripe sigue siendo la misma”, dice.

En cualquier temporada, eso sí, la efectividad de la vacuna cambia. Uno de los factores que influyen en eso es la forma en que las vacunas se corresponden con el virus prevalente en el momento. Otros factores incluyen la edad y el estado general de salud del paciente.

Los CDC aseguran que la mayoría de los estudios muestran que en la mayoría de la población las vacunas pueden reducir el riesgo de contraer gripe entre un 50% y un 60%, cuando corresponden exactamente al tipo de virus de la temporada.

Las autoridades de salud dicen que es muy importante vacunar a los niños, porque son los que más fácilmente propagan el virus, los que están más capacitados para desarrollar anticuerpos gracias a las vacunas y, si no se enferman, no expondrán a sus abuelos.

Aunque casi todos los que se enferman de gripe se recuperan, es un mal que causa muchas muertes cada año, sobre todo entre los adultos mayores y los niños más pequeños.

La intensidad de la influenza varía anualmente y, según los CDC, las muertes asociadas a esa enfermedad han fluctuado entre 3.300 por año y 49.000 durante las últimas 31 temporadas.

Para desarrollar vacunas, los fabricantes y los científicos estudian lo que está circulando en el Hemisferio Sur durante el invierno, lo que corresponde al verano en el Hemisferio Norte. Luego, con base en esa evidencia, pronostican qué tipo de cepas de la gripe pueden circular en Estados Unidos para producir las vacunas que generalmente son entregadas a finales de julio.

Para la próxima temporada, los CDC aseguran que las vacunas incluirán tres o cuatro cepas distintas, entre ellas dos de tipo A, la H1N1 y la H3N2, así como una o dos de las cepas de tipo B.

Se recomienda que todas las personas mayores de 6 meses sean vacunadas, a menos de que tengan alguna condición específica que pueda prevenirla. Las vacunas no pueden contagiar a alguien de gripe, porque el virus muere antes de se que se incluya en la vacuna.

Este año no se ha recomendado el uso de la vacuna nasal, dado que estudios han mostrado que no ha sido efectiva durante varias de las temporadas pasadas de gripe.

¿Pero, cuándo aplicarla?

“El momento ideal es entre Halloween y el Día de Acción de Gracias”, afirma Haynes. “Si no puede esperar y la única opción es vacunarse en septiembre, entonces hágalo. Es mejor vacunarse temprano que no tener ninguna vacuna”.