(CNNEspañol) - Cuba sigue preparándose para enfrentar nuevos retos por cuenta del camino hacia la normalización de relaciones con Estados Unidos y el aumento del turismo que sigue reportando el gobierno de la Isla. Por ello, tras más de un mes de suspensión, el gobierno de La Habana reactivó la entrega de permisos para la creación de nuevos restaurantes privados en la ciudad, según informaron medios estatales.

La entrega de licencias se había suspendido desde el pasado mes de septiembre pues las autoridades adelantaban un proceso de fiscalización y control de los servicios luego de una serie de quejas que se reportaron en los locales comerciales, según el diario oficial Granma.

Isabel Hamze Ruiz, vicepresidenta en funciones del Consejo de la Administración Provincial (CAP) de La Habana, le dijo a Granma que desde el pasado 24 de octubre se volvieron a otorgar licencias para abrir restaurantes privados y desde entonces se han entregado 22 nuevas licencias para sumar nuevas paladares —como se conocen los restaurantes en Cuba.

Actualmente existen más de 500 restaurantes comerciales en La Habana, según Granma.

“Nosotros reconocemos la importancia que tienen para la ciudad estos negocios y el gobierno quiere que sean exitosos pero dentro del marco de la legalidad”, había dicho la vicepresidenta en funciones del CAP, según reportó el medio estatal Cuba Debate.

Drogas y prostitución

Durante el tiempo de los controles, las autoridades cubanas se reunieron con los dueños de los restaurantes para hablar sobre una variedad de problemáticas que, según ellos, empañan los servicios de algunos de los locales comerciales, como por ejemplo el consumo y expendio de drogas, la prostitución y proxenetismo, la adquisición de mercancía de contrabando, el blanqueo de dinero, la distorsión del objeto social de los restaurantes (que en las noches se vuelven clubes y discotecas), el horario de cierre después de las 3:00 a.m. y la evasión fiscal, entre otros, según reseñó el medio estatal Cuba Debate.

“Queremos que los titulares de restaurantes estén atentos de que eso no ocurra en el interior de sus locales porque sabemos que hay traficantes que buscan el lugar potencial donde está el consumidor y estos van a moverse a donde piensan que pueden vender drogas”, dijo la funcionara citada por Cuba Debate. “Tampoco debemos permitir que proxenetas se anclen a un restaurante y la gente diga que van a una instalación como esa porque allí se vendan chicas”.

Durante los controles a los restaurantes —que se hicieron en horario de servicio para ver cómo funcionaban— algunos establecimientos fueron multados por el incremento de las sillas en los locales, pues, según relata el medio local, los dueños de los restaurantes no pueden aumentar arbitrariamente la cantidad de sillas.

Al finalizar los trabajos de control esta semana, Isabel Hamze calificó como “fructífero” el ejercicio de fiscalización y aseguró que no se detectaron mayores problemas o dificultades, según informó la Agencia Cubana de Noticias.

Restaurantes públicos y privados 

Los restaurantes privados en Cuba han sido reconocidos por su servicio, la buena gastronomía y excelente servicio.

En una columna de opinión publicada en el diario Granma en julio de 2012, el columnista Felix López criticó a la empresa estatal "Restaurantes de Lujo”, que fue creada en 1973 con el objetivo de dar un excelente servicio gastronómico en restaurantes emblemáticos de la ciudad.

“Pasaron los años y la inmensa mayoría de esas unidades no consiguieron ser ni lo uno ni lo otro. Y aquel nombre empresarial terminó convertido en una suerte de ironía, no del destino, sino de nuestras propias fallas y faltas”, escribió el periodista, quien felicitó a las paladares, negocios “que nacieron a la luz del trabajo por cuenta propia” y que ya se habían convertido en verdaderos restaurantes de lujo.

Días después de esa publicación, José Ramón Zorrilla Fernández de Lara, director general de “Restaurantes de Lujo”, respondió las acusaciones de López en el mismo diario Granma reconociendo que aunque haber empleado la palabra ‘lujo’ fue “muy comprometido” y que “la excelencia en el servicio y la esmerada profesionalidad” no la habían logrado.

Sin embargo añadió que el restaurante está presente en casi todas las actividades sociales y políticas de la ciudad.

“Estamos convencidos que el modelo económico cubano exige nuevas fórmulas en la prestación de los servicios”, escribió Zorrillo Fernández de Lara. “Pero no piense que en todos los llamados paladares se exhibe el excelente servicio, imagen, etc., que señala el periodista, ya tenemos experiencias de trabajadores nuestros que se han ido para dichos lugares privados y han querido regresar de nuevo a nuestras unidades, no me toca a mí evaluar el porqué”.

Aumento del turismo a Cuba

Entre tanto, la Oficina Nacional de Estadística e Información de Cuba (ONEI) informó que durante el primer semestre de 2016 ingresaron al país 1.200 millones de dólares provenientes del sector del turismo, un aumento del 15% respecto a 2015, según reveló la Agencia Cubana de Noticias (ACN).

También se vio un aumento en el número de turistas, pues entre enero y junio de este año llegaron a Cuba 2.147.912 visitantes extranjeros, según la ONEI.

La mayoría de esos turistas provienen de Canadá, seguido de los cubanos que viven en el exterior y en tercer lugar están los turistas estadounidenses, quienes a pesar de tener restricciones que les impiden viajar como turistas, siguen llegando a la isla caribeña: 136.913 personas provenientes de Estados Unidos llegaron a Cuba el último semestre.

Durante el primer semestre de 2015 60.979 ciudadanos estadounidenses llegaron a Cuba, un aumento del 8% comparado con el mismo periodo de 2014, cuando llegaron a la isla 56.647, según cifras reveladas a CNN por el Departamento de Comercio de Estados Unidos.

Sin embargo, el centro de Estudios Turísticos de la Universidad de La Habana calcula que el incremento de la llegada de pasajeros a la isla desde Estados Unidos en los primeros cinco meses del año ha sido de 46%, cifra que incluye a quienes volaron desde otros países.