(CNN) - El presidente electo Donald Trump pareció este viernes abierto a dispuesto a negociar en su muy repetida promesa de revocar y reemplazar Obamacare, refiriéndose una conversación que tuvo con nada menos que el presidente Barack Obama.

Pero la disposición se ve complicada por un cambio en las posiciones oficiales presentadas en su sitio web.

Los comentarios, hechos en una entrevista con el Wall Street Journal, son una señal no tanto de un cambio de política para Trump sino de un cambio de la retórica que le ayudó a ganar la presidencia hace solo tres días y que ahora podría crearle una pelea con los conservadores.

LEE: Cómo se compara el Obamacare con otros sistemas de salud del mundo

Trump le dijo al periódico que estaba reconsiderando su posición después de la reunión del jueves con Obama, quien le pidió proteger partes de la ley de salud. Trump dijo que le gustaría mantener la disposición de la ley que prohíbe la discriminación con base en condiciones preexistentes y que le permite a los jóvenes permanecer en los planes de salud de sus padres.

"O bien Obamacare será enmendado, o revocado o reemplazado", dijo, reconociendo que fue Obama, quien se reunió con Trump en la Oficina Oval por 90 minutos, quien lo motivó a reconsiderara su posición. "Le dije que miraré sus sugerencias, y por respeto, lo haré".

La posición no es del todo nueva: dijo algo así al menos una vez durante las primarias. Pero la declaración, tres días después de que los estadounidenses lo eligieran presidente, es una señal fresca que el presidente electo estaría dispuesto a distanciarse de alguna de sus posiciones de campaña, así como pedir la inmediata revocación y reemplazo de Obamacare.

Y eso dista mucho de lo que Trump vociferó durante las primarias a sus bulliciosos seguidores en los mitines.

"Miren este desorden, y miren la corrupción", dijo Trump en un evento solo un día antes de la elección en Scranton, Pensilvania. "El cambio verdadero empieza inmediatamente con el reemplazo de un desastre conocido como Obamacare".

Trump también le dijo al periódico que unirá al país y que "quiero que un país que se ame". Pero esa gracia no se corresponde con ninguna reflexión en su retórica grosera. Cuando se le preguntó si su lenguaje era inapropiado, Trump dijo: "No. Yo gané".

Pero también el viernes The Washington Post reportó que Trump ha revisado su programa en salud para dirigirlo más en línea con la ortodoxia del Partido Republicano.

El diario dijo que el sitio web de la transición presidencial ha sido editado para incluir ahora que se les permita a los trabajadores del sistema de salud no realicen no realizar acciones que violarían sus creencias religiosas o morales y que les permita "proteger la vida humana inocente de la concepción de la muerte natural".

El periódico también dijo que el sitio web omite el llamado de Trump de permitirles a los estadounidenses importar medicamentos recetados de otros países en donde son vendidos a precios más bajos.

Trump previamente ha expresado apoyo a otras disposiciones de Obamacare.