(CNN Español) - Este jueves, Día de Acción de Gracias, muchos estadounidenses preparan una cena de pavo.  En 2012 se comieron unos 46 millones de pavos en todo el país.

Algunos lo hornean y otros lo ponen a freír en aceite hirviendo. Esa es la modalidad más peligrosa, pues muchos cocineros —inexpertos, quizá— sumergen el pavo congelado en el aceite y ahí es donde el día de Acción de Gracias se convierte en el día de acción de los bomberos.

Carla Coolman, de la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos, dijo en 'Directo USA' que el Día de Acción de Gracias el riesgo de incendios se triplica en los hogares estadounidense.

MÁS: La comida del Día de Acción de Gracias enferma a 1 de cada 6 estadounidenses

"El pavo aún congelado sumergido en demasiado aceite genera un peligro de incendio enorme", dijo Coolman, quien recomiendo nunca freír el pavo en interiores, siempre en exteriores, y hacerlo con una cantidad de aceite idónea y siempre con la carne descongelada.

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos publicó un video mostrando los riesgos al cocinar el pavo.

https://www.youtube.com/watch?v=DoSxKZzT2i0