En los festejos oficiales por el cumpleaños 90 de la reina Isabel II sorprendió su brillante traje verde neón. (Crédito: Ben A. Pruccine/Getty Image Europe/Getty Images).

(CNN) - La reina Isabel no asiste a la misa de Año Nuevo ya que sigue recuperándose de un "fuerte resfriado", dijo un portavoz de Buckingham Palace.

A pesar de su ausencia, la monarca estará "trabajando", dijo este domingo una fuente real a CNN. La fuente añadió que la reina estará tomando "las cajas rojas", en referencia a las famosas cajas rojas que contienen documentos del gobierno y otros datos y operaciones relacionadas con el papel de la reina como jefa de Estado.

A sus 90 años de edad, la monarca y su marido, el príncipe Felipe, han estado con resfriados durante la mayor parte de la temporada de vacaciones, después de haber retrasado su tradicional viaje a su casa de campo, la Sandringham House, en Norfolk, después de caer enfermos antes de Navidad.

Sin embargo, el príncipe Felipe se recuperó lo suficiente como para asistir a la iglesia el día de Navidad, junto a su hijo, el príncipe Carlos, su nieto el príncipe Enrique y otros miembros de la familia real.

La reina no asistió a misa el día de Navidad. Fue el primer año que la monarca se ha perdido un servicio en la iglesia ese día desde que comenzó la celebración de las fiestas en Sandringham en 1998.

A pesar de que aún está bastante activa en la vida pública, la monarca más longeva de Gran Bretaña ha ido renunciando a algunas de sus funciones en los últimos meses. En diciembre, el Palacio de Buckingham anunció que la reina renunciaría al patronato de varias organizaciones benéficas, entregando las riendas a otros miembros de la familia real en los próximos meses.

 

Esta decisión sigue a una medida similar adoptada por su marido, que renunció a una serie de patronatos con motivo de su 90 cumpleaños en 2011.