(CNN) - El Ministerio de Exteriores de China cuestionó el sábado con firmeza la sugerencia del presidente electo de Estados Unidos Donald Trump de que la política de una sola China respecto a Taiwán es negociable, y dijo que ésta era el "fundamento político" de las relaciones entre Washington y Beijing.

China considera a Taiwán como una provincia renegada y, desde 1979, Estados Unidos ha reconocido el reclamo de Beijing de que Taiwán es parte de China, mientras que las relaciones entre ambas potencias están regidas por una serie de protocolos conocidos como política de una sola China.

"El principio de una sola China es el fundamento político de las relaciones sinoestadounidenses y no es negociable. Urgimos a la parte relevante en Estados Unidos a reconocer la alta susceptibilidad del tema Taiwán y cumplir con los compromisos de los sucesivos gobiernos estadounidenses de ambos partidos", dijo el portavoz Lu Kang.

El ministerio respondió así a una pregunta sobre los comentarios de Trump el viernes en el diario The Wall Street Journal, donde dijo que "todo es negociable, incluyendo (la política de) una sola China".

El mes pasado, el ministerio emitió una queja ante Estados Unidos luego de que una llamada telefónica entre Trump y la presidenta de Taiwán Tsai Ing-wen anulara un protocolo diplomático de décadas, dado que no existen relaciones diplomáticas formales entre Estados Unidos y Taiwán.

En ese momento, Trump dijo que se trató únicamente de una llamada de felicitación por parte de la líder de Taiwán y tuiteó: "Interesante cómo Estados Unidos le vende miles de millones de dólares en equipo militar a Taiwán pero yo no puedo aceptar una llamada de felicitación".