CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Venezuela

14 países de la OEA piden a Venezuela liberar a políticos presos y convocar elecciones

Por CNN Español

(CNN Español) — Catorce de los 35 países miembros de la OEA firmaron este jueves una declaración conjunta en la que piden al presidente de Venezuela Nicolás Maduro que libere a los políticos presos y convoque pronto a elecciones.

La noticia fue confirmada primero por el canciller de México Luis Videgaray a The Wall Street Journal. Según publicó el diario este jueves, “un esfuerzo conjunto” de este tipo para “desafiar un régimen autoritario”, que una a Canadá, Estados Unidos y 12 naciones de América Latina, “no hubiera sido posible una década atrás”.

En la entrevista con The Wall Street Journal Videgaray dijo que además del llamado para liberar los políticos presos y establecer un calendario para llevar a cabo las elecciones regionales que Venezuela ha pospuesto indefinidamente y que debían realizarse en octubre del 2016, la declaración incluye una solicitud para que le sean devueltos los plenos poderes a la Asamblea Nacional. Esto último significa que se reconozca la legitimidad de todas las decisiones de la Asamblea, de mayoría opositora en este momento.

Los países firmantes son Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Peru y Uruguay.

Los países que se negaron a firmar la declaración conjunta fueron los aliados más cercanos de Venezuela: Ecuador, Bolivia, Nicaragua, El Salvador y República Dominicana. Algunos de los que se abstuvieron, sobre todo pequeñas naciones del Caribe, han recibido grandes cargamentos de petróleo subsidiado venezolano.

Argentina y Brasil, que sí firmaron la carta, fueron hasta hace poco grandes aliados de Caracas pero la salida de la izquierda de la presidencia de ambos países, en el 2015 y en el 2016, respectivamente, cambió la relación que sostenían con el gobierno de Maduro.

(Crédito: OEA_oficial/Twitter)

“En una región en la que países como México evitan interferir en los asuntos de otros países, es poco frecuente que un gran número de países, incluyendo los más influyentes, se unan públicamente en contra de otra nación”, escribió The Wall Street Journal.

“Creemos que llegó la hora de actuar”, le dijo Videgaray al diario estadounidense.

MIRA: Canciller mexicano apoya iniciativa de la OEA sobre Venezuela

La canciller de Venezuela Delcy Rodríguez calificó este jueves de “insólitas y serviles” las declaraciones de su homólogo mexicano y aseguró que el Gobierno denunciará esas acciones “país por país” y “no admitirá presión alguna contra nuestra patria sagrada”, de acuerdo con varios mensajes en su cuenta de Twitter.

Según la canciller de Venezuela, Videgaray agredió a su país “para congraciarse con sus dueños imperiales” y “cree que así el pueblo mexicano olvidará su traición”.

En sus declaraciones a The Wall Street Journal, Videgaray había dicho que lo más probable es que la respuesta por parte del gobierno venezolano a las solicitudes que hacen los 14 países miembros de la OEA fuera un ataque verbal, y criticó la situación de los derechos humanos en su país, México. Sin embargo, expresó que la diferencia es que no hay duda de que México es una democracia.

LEE: Alto Comisionado de la ONU para los DD.HH.: “Estoy cada vez más preocupado por Venezuela”

Suspensión como último recurso

La declaración conjunta también asegura que la suspensión de Venezuela como país miembro de la OEA “es el último recurso y que antes de esa decisión deben agotarse los esfuerzos diplomáticos en un plazo razonable”.

El pasado 14 de marzo, el secretario general de la OEA Luis Almagro presentó un informe de 75 páginas sobre la “alteración del orden constitucional y del orden democrático” en Venezuela, en el que pedía la suspensión de ese país de las actividades del organismo “en función del Artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana”, mientras se supera la situación que motiva la suspensión.

MIRA: Almagro insiste en suspensión de Venezuela de la OEA

Sobre este punto, Mark Toner, portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos –país que firmó la declaración conjunta dada a conocer este jueves por el canciller Videgaray– aclaró a The Wall Street Journal que no apoya la suspensión del país suramericano.

“Compartimos las preocupaciones sobre el estado de la democracia en Venezuela que el secretario general de la OEA Luis Almagro expone con cuidadoso detalle en su informe. Creemos que ese informe merece una consideración seria por parte del Consejo Permanente”, dijo Toner.

“No estamos impulsando la expulsión de Venezuela de la OEA en este momento. Sin embargo, sí pensamos que la OEA es el lugar adecuado para lidiar con la situación actual en Venezuela”, agregó. “El presidente Nicolás Maduro debería permitir que la Asamblea Nacional elegida democráticamente cumpla sus funciones constitucionales, y debe convocar elecciones lo antes posible”, indicó Toner.

El gobierno de Venezuela respondió el 15 de marzo al informe, criticando a Almagro y asegurando que el secretario general de la OEA está “generando una crisis por querer usar a la organización para intervenir” en Venezuela. En un comunicado de la Cancillería, el país suramericano expresó su “profundo repudio al ilegítimo e ilícito informe” presentado por Almagro.

En la declaración conjunta conocida este jueves, los 14 países también prometen evaluar “con detenimiento” el informe de Almagro del 14 de marzo y reiteran su apoyo al “diálogo y la negociación” para solucionar la crisis que aqueja a Venezuela.

Las 14 naciones firmantes esperan poder pasar una resolución con sus solicitudes para que sea votada y aprobada por la OEA. Para que eso suceda, se requiere que tenga el apoyo de al menos 18 de los 35 países miembros.

Venezuela completó, en diciembre del 2016, tres años seguidos en recesión y está sumida en una profunda crisis social y política, con una inflación que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica podría aumentar un 1.660% en el 2017 y un 2.880 % en 2018. Eso hace que los precios de todo tipo de bienes básicos, como la leche, el papel higiénico, el jabón, el azúcar y la harina, estén por las nubes. Estos productos escasean desde hace años, así como los medicamentos.

LEE: La gasolina, el nuevo producto que escasea en Venezuela

Además, el diálogo entre el oficialismo y la oposición –que hoy es mayoría en la Asamblea Nacional– está congelado desde hace varias semanas.

Según la oposición, actualmente hay más de 150 políticos presos en Venezuela.