CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

¿Qué significa que un país se quede sin glaciares?

Por CNN Español

(CNN Español) — Las alarmas están prendidas. El deshielo es tan acelerado, que en 30 años Colombia podría quedarse sin glaciares. En los últimos 50 años, el país ha perdido el 63% de sus glaciares.

Estos son los datos más preocupantes de un informe presentado este lunes por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia (IDEAM), en conjunto con sus entidades homólogas de Ecuador, Bolivia y Perú, en un proyecto de investigación y monitoreo que cuenta con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo.

De acuerdo con ese informe, a mediados de los años 60 los glaciares ocupaban en Colombia 103 kilómetros cuadrados y hoy ya solo ocupan 37 kilómetros cuadrados. Para hacerse una idea de cómo ha cambiado el paisaje de este país suramericano, en 1848 los glaciares ocupaban 374 kilómetros cuadrados.

¿Qué significa que un país se quede sin glaciares? ¿Qué dicen los glaciares de nuestra relación con el planeta?

“Los glaciares son una de las mejores alarmas que tenemos para medir lo que está pasando con el cambio climático, son un laboratorio perfecto para medir ese fenómeno”, le explicó a CNN en Español Jorge Luis Ceballos, glaciólogo experto del IDEAM y quien participó en la investigación conjunta con los países vecinos, de la que surgió el alarmante reporte.

Perderlos es perder “uno de los mejores laboratorios para estudiar el clima, porque ayudan a explicar las temperaturas del planeta”, afirma.

LEE: ‘Cazando glaciares’, el documental que captura el deshielo del planeta

En el caso de Colombia, por su ubicación geográfica los glaciares son “pequeñas masas de hielo que coronan lo más alto de las montañas más elevadas del territorio”. Son “casi insignificantes si se las compara con otras superficies heladas del planeta”, dice el IDEAM, como los hielos patagónicos del sur del continente, por ejemplo, pero son únicos precisamente por ser tropicales y porque representan uno de los últimos sobrevivientes de eras más frías.

LEE: NASA: La contracción de glaciares en la Antártida es “irreversible”

Según el IDEAM, “actualmente sobre la zona ecuatorial solo tres áreas del mundo presentan algún remanente de masas de hielo”. Una está en África y comprende a los montes Kilimanjaro y Kenia y las montañas Rwenzori. La otra está en Nueva Guinea, en el Pacífico. Y la última es la que reúne las masas de hielo del norte de Suramérica, repartidas principalmente entre Colombia y Ecuador, aunque también hay glaciares en Bolivia, Perú y Venezuela.

En total, los glaciares de las tres áreas suman unos 2.600 kilómetros, de los cuales el 99% se concentra en Los Andes tropicales, en Suramérica.

En Colombia quedan seis glaciares, que representan el 2% del total de glaciares tropicales del mundo, aunque sus habitantes no los conocen con ese nombre: les dicen nevados. Dos de ellos son sierras (Santa Marta y Cocuy) y cuatro son volcanes (El Ruiz, Santa Isabel, Tolima y Huila). Pero es muy posible que la próxima generación ya no pueda ver ninguna de esas seis montañas coronadas con nieve.

“Con una tendencia de pérdida anual de entre 3% y 5% de la masa glaciar, se tiene la proyección de que estas masas de hielo cuentan con una vida estimada de dos a tres décadas”, dijo durante la presentación del informe el director del IDEAM, Ómar Franco.

Según el experto Ceballos, aunque en Colombia no dependemos de los glaciares para el suministro de agua (algo que sí sucede en países como Perú y Bolivia), estos ecosistemas son fundamentales para la vida de comunidades indígenas, sobre todo porque permiten la existencia de varias especies nativas.

“Es como cuando una alarma se enciende, en sí sola no sirve de nada, pero cuando se prende es porque algo está pasando”, explica el glaciólogo. “A nivel mundial la alarma se prendió a mediados de los años 60 y cada año las cifras son más dramáticas y preocupantes porque estamos perdiendo un sistema natural único, comunidades de alta montaña dependen de ese ecosistema y para muchas comunidades indígenas esos lugares son sagrados”.

Además, asegura, que los glaciares desaparezcan es “una pérdida paisajística”.

“Cuando nuestros hijos y nietos sean grandes no podrán tener el privilegio que tuvimos nosotros, de conocerlos, de tocar la nieve en esas montañas en Colombia. Sabrán de eso por nuestras fotos”, agrega.

El Parque Nacional Natural Los Nevados reúne a tres de los seis glaciares que tiene Colombia: El Ruiz (en la foto), Tolima y Santa Isabel. (Crédito: Sistema Nacional de Parques Nacionales Naturales de Colombia).

“El daño ya está hecho para estos sensibles ecosistemas. Es irreversible. Lo que podemos hacer ahora es aprovecharlos, estudiarlos, admirarlos, visitarlos y usarlos, mientras podamos, como laboratorio para saber qué tan intenso es el cambio climático”, le dijo a CNN en Español el glaciólogo.

En Colombia, el caso más preocupante es el de la Sierra Nevada de Santa Marta, el segundo glaciar más grande del país, que a finales del siglo XIX tenía tres grandes picos de hielo que sumaban 83 kilómetros cuadrados, de los cuales ya solo quedan hoy 6,7 kilómetros cuadrados, repartidos en 38 pequeños fragmentos. El 92% de la nieve de la Sierra, como llaman los colombianos a esa montaña que se eleva sobre el nivel del mar, ya no existe.

La Sierra Nevada de Santa Marta ha perdido en el último año el 5,5% de su área glaciar, más que el promedio nacional de 3% a 4%.

Según el IDEAM, “la pérdida de la capa de hielo en los glaciares colombianos se debe a varios efectos que dan cuenta del cambio climático, como el aumento de la temperatura, los cambios en la nubosidad, las variaciones extremas en las precipitaciones, la falta de vientos y la mayor incidencia de la radiación”.

El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) asegura que “los glaciares son los ecosistemas donde con mayor facilidad se evidencian los efectos del cambio climático y por eso son variables clave para la identificación de estrategias en observaciones del clima global”. En Colombia, de acuerdo con el IDEAM, el cambio climático hará que las sequías y las inundaciones extremas sean cada vez más frecuentes.

LEE: Glaciares en vías de extinción

Otros países

La región andina ha perdido un 40% de sus glaciares en los últimos 50 años, aunque a ritmos diferentes en cada país.

Durante la presentación del informe del IDEAM, este lunes, también se presentó el proyecto Monitoreo de glaciares tropicales andinos en un contexto de cambio climático, financiado por el BID.

Las conclusiones para los otros países tampoco son alentadoras.

En el caso de Ecuador, los expertos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología aseguraron que el volcán Chimborazo, el más alto de esa nación, ha perdido el 40% de su superficie glaciar en los últimos años. Y el glaciar del Carihuairazo prácticamente ya no existe. Ecuador tiene el 4% de los glaciares tropicales del mundo.

MIRA: El cambio climático en los glaciares andinos

En Bolivia, que posee casi un 20% de los glaciares tropicales del mundo, desde los años 80 se ha perdido el 55% de los glaciares de la cordillera de Apolobamba.

La fecha de extinción de los glaciares tropicales de Suramérica, que concentran el 99% del total de glaciares tropicales del mundo, parece ya estar definida.