CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

‘No es de hombres’, la campaña contra la violencia sexual que intrigó a México

Por CNN Español

(CNN en Español) — Finalmente se aclaró el misterio. Una intrigante campaña contra la violencia sexual que apareció hace una semana en México es una iniciativa de ONU Mujeres en conjunto con el Gobierno de la Ciudad de México.

La campaña surgida en redes sociales contemplaba dos videos grabados en el Metro de la Ciudad de México en los que se muestra el acoso y la violencia sexual que sufren las mujeres todos los días al viajar en el transporte público de la ciudad.

Uno de los videos, titulado como “Experimento Asiento”, transcurre en un vagón del Metro en el que uno de los asientos está marcado con la leyenda “Exclusivo para hombres”. Dicho asiento tiene en relieve la forma de un miembro sexual masculino. Junto al asiento hay otro mensaje que dice: “Es molesto viajar aquí, pero no se compara con la violencia sexual que sufren las mujeres en sus traslados cotidianos”.

El segundo video, “Experimento Pantallas”, muestra la incomodidad de varios hombres en una estación del Metro cuando se dan cuenta de que en las pantallas de la estación se proyectan imágenes de sus glúteos. El video concluye con la frase: “Esto lo sufren miles de mujeres al día”.

La campaña “anónima” generó gran revuelo en las redes sociales. Los videos en YouTube tenían hasta este viernes más de 900.000 y casi 300.000 visitas, respectivamente.

CNN En Español intentó contactar previamente a ONU Mujeres para preguntar si la campaña era del organismo, pero no hubo respuesta.

Fue hasta este jueves que el organismo de Naciones Unidas convocó a una conferencia de prensa en la Ciudad de México en la que se presentó oficialmente la campaña “No es de hombres”, realizada en colaboración con el Gobierno de la capital mexicana.

De acuerdo con ONU Mujeres, a nivel global, entre el 50 y el 100% de las mujeres han sufrido alguna forma de acoso en sus trayectos cotidianos.

En el caso de la Ciudad de México, el 81.4% de las mujeres se sienten inseguras de vivir y/o transitar en la vía pública, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2016 del Instituto Nacional y Geografía (Inegi).

La directora de ONU Mujeres México, Ana Güezmes, dijo que la campaña era parte de un programa global que se realiza en más de 25 ciudades del mundo que busca responder a la violencia contra las mujeres que ocurre en el espacio público.

La campaña, dijo, tiene un objetivo: coadyuvar a disminuir el acoso sexual.

“Nosotros siempre lo hemos dicho: esto no lo va a resolver un gobierno solo, necesitamos hacer un gran pacto con el gobierno, con la sociedad, con las universidades, con las y los líderes de opinión”, dijo Güezmes durante la conferencia, que fue transmitida por Facebook Live.

Güezmes dijo que hay tres puntos claves de la campaña: El acoso sexual es violencia sexual; es responsabilidad de todos esta cultura de cero tolerancia y no todos los hombres son violentos.

Patricia Mercado, secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, explicó cómo surgió la colaboración con ONU Mujeres para esta campaña.

“Cuando ONU Mujeres pone este dato en la mesa, por supuesto que hubo mucha incomodidad en nosotros como gobierno. ¿Cómo es que en la Ciudad de México, de libertades y de derechos, 8 de cada 10 mujeres la están viviendo mal en el espacio público? No las estamos cuidando, no estamos vigilando que no se cometa violencia contra ellas”, dijo Mercado durante la conferencia.

“Esta alianza con ONU Mujeres es muy importante porque finalmente nada más hay que asumir, hay que asumir el dato, el análisis, el estudio y ver qué política pública vamos a hacer”, dijo.

Como parte de una segunda etapa de la campaña, explicó Mercado, se desplegarán ahora y por las próximas tres semanas mensajes de ONU Mujeres contra el acoso y la violencia sexual en diversos puntos de la Ciudad de México, particularmente en el Metro, autobuses y espectaculares.

Durante la conferencia también estuvieron Teresa Incháustegui, directora del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México; Rafael Martínez, director de la agencia de publicidad J. Walter Thompson en México; el actor Alfonso Herrera; la bloguera Tamara de Anda, y Francisco Palencia, director técnico del equipo de fútbol Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La campaña de ONU Mujeres fue lanzada en medio de la polémica en México luego de que un juez ordenara la liberación de un joven acusado de violar a una menor junto con un grupo de amigos siendo ellos mayores de edad.

El juez de Veracruz concedió el martes un amparo al joven Diego de la Cruz, acusado de abuso sexual y pederastia en contra de una joven menor de edad en un hecho ocurrido en enero de 2015. El magistrado dijo que pese a que el joven aceptó haber tocado indebidamente a la joven en sus partes íntimas, no se pudo comprobar que lo haya hecho de manera lasciva.

La controversial decisión generó fuertes protestas en las redes sociales y por organizaciones de protección a menores. El jueves, el Consejo de la Judicatura Federal resolvió suspender al juez de distrito, a quien se le abrió una investigación. El organismo dijo que la resolución del amparo está sujeta a revisión y no implica que se pondrá en libertad al acusado.

Diego Cruz fue repatriado a México desde España en febrero.

El Frente Nacional por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, una organización conformada por organizaciones de la sociedad civil especializadas en temas de la infancia y de la adolescencia, condenó el amparo otorgado por el juez.

“Este hecho es un claro reflejo de todos los obstáculos que enfrentan en nuestro país las víctimas de violencia sexual, en particular las mujeres, para acceder a la justicia y a la reparación del daño”, dijo en un comunicado.

El grupo de organizaciones citó cifras de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas en México, que señalan que entre 2010 y 2015 fueron atendidas en los servicios de salud 317.996 niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual. Mientras que, según los datos, en el mismo periodo solo figuraron 28.672 personas como víctimas dentro averiguaciones previas, lo que no representa ni el 10% de los casos registrados.