CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Francia

¿Quién es Marine Le Pen?

Por Melissa Bell

(CNN) — Durante la mayor parte de su vida, Marine Le Pen ha vivido y trabajado a la sombra de su padre. Jean-Marie Le Pen fundó el ultraderechista Frente Nacional, el partido que ahora ella lidera, en 1972. Cambiar su imagen racista y antisemita ha llevado tiempo, determinación y una amarga disputa familiar.

Pero Marine Le Pen está convencida de que, finalmente, el momento del Frente Nacional ha llegado.

Tiene la oportunidad de demostrarlo el 7 de mayo, cuando se enfrente al centrista independiente Emmanuel Macron en la ronda final de las elecciones presidenciales. Macron ganó en la primera ronda, y Le Pen quedó en segundo lugar.

A la sombra de Jean-Marie

A los 48 años, Marine Le Pen es madre de tres hijos. Se ha divorciado dos veces. Ella ha pedido con regularidad respeto a la privacidad de sus hijos, tratando de protegerlos de la atención de los medios.

Su relación con su padre, sin embargo, ha sido objeto de mucho escrutinio por parte de los medios.

La explosión de una bomba en el apartamento de la familia en París, cuando Marine tenía 8 años, la hizo consciente de la notoriedad de su padre. Y tras el divorcio de sus padres, comenzó a pasar cada vez más tiempo en su oficina.

Su talento para hablar en público la llevó a estudiar Derecho y luego, en 1998, fue asesora jurídica del partido de su padre. A medida que ascendió en sus filas -convirtiéndose en vicepresidenta, legisladora del Parlamento Europeo y luego parlamentaria en Francia- también trató de suavizar la imagen del partido. Esto provocó la tensión en la relación con su padre. Y no fue hasta que asumió como presidenta de la organización, en 2011, que fue capaz de remodelar el partido tanto como ella deseaba. En 2013, sin embargo, Jean-Marie Le Pen repitió su afirmación de que las cámaras de gas nazis no habían sido más que un detalle histórico, lo que provocó el rechazo público y su expulsión del partido que había creado.

¿Qué representa?

Le Pen comparte las creencias fundamentales de su padre sobre inmigración, que sigue siendo el centro de su plataforma. Ella quiere reducir la inmigración legal de 200.000 a 10.000 “entradas” por año en Francia, y también quiere limitar el acceso de los inmigrantes a los servicios públicos.


Marine Le Pen, con su padre y fundador del Frente Nacional, Jean-Marie, en un acto en 2015.

Le Pen cree que sólo su particular estilo de aislamiento político y nacionalismo económico pueden proteger a Francia de los males de “multiculturalismo anglosajón” y liberalismo políticamente correcto. Económicamente, es un conservadora que cree en la protección de los trabajadores de Francia y en su gran red de seguridad social.

Se presenta como la verdadera defensora de los trabajadores de cuello azul -de la manufactura- de Francia y ha conseguido ganarse a los votantes de la clase trabajadora que están preocupados por los llamados, tanto de la izquierda como de la derecha, a la liberalización del altamente regulado mercado de trabajo de Francia.

Le Pen está a favor de la salida del euro y un retorno al franco francés, y ha prometido un referéndum sobre la permanencia en Europa -tipo brexit– si es elegida. También está a favor de la retirada de Francia de la OTAN.

En una serie de cuestiones, las posiciones de Le Pen reflejan estrechamente las de Donald Trump. A nivel internacional, Le Pen quiere mejores lazos con Rusia y ha sido criticada por acceder a un préstamo de un banco ruso. En una entrevista con CNN, el año pasado, Le Pen dijo que no le quedó otra opción después de haber sido rechazada por los bancos franceses.

¿Podría ser la próxima presidenta de Francia?

Al igual que en 2002, la última vez que su partido llegó a la segunda ronda de las presidenciales, se enfrentará al “frente republicano” que se reunirá detrás de Macron en un esfuerzo decidido para mantener al Frente Nacional lejos del poder. Hasta ahora, esta estrategia ha demostrado ser eficaz, tanto a nivel nacional como regional.

El partido, en los últimos años, ha alcanzado índices de popularidad altos, pero todavía tiene que luchar para llegar al poder.

Controla sólo una docena de ciudades en Francia y a nivel regional se ha mantenido lejos de las primeras posiciones. Pero Le Pen cree que después de la votación del brexit en el Reino Unido y la victoria de Trump en Estados Unidos, la ola de populismo podría ser lo suficientemente fuerte como para romper las barreras del pasado y llevarla hasta el Elíseo.