CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Terrorismo

La esposa e hijas de Pep Guardiola salieron ilesas del atentado en Manchester

Por CNN

(CNN) — La esposa y dos hijas de Pep Guardiola, entrenador del Manchester City, escaparon ilesas del ataque terrorista de este lunes después de asistir al concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena.

Según una fuente cercana a Guardiola, Cristina Serra y sus hijas Valeria y María habían estado en el Manchester Arena, pero salieron ilesas. La pareja también tiene un hijo, llamado Marius.

Guardiola es fotografiado junto a su esposa Christina.

Hasta el momento, se sabe que 22 personas murieron y otras 59 resultaron heridos. “No puedo creer lo que pasó anoche, mis más sinceras condolencias a las familias y amigos de las víctimas”, escribió Guardiola en su cuenta de Twitter, con la etqiueta #AmoAManchester.

CNN le pidió un comentario al Manchester City, pero hasta el momento han declinado. Tras el ataque de este lunes, el club puso a disposición su estadio, el Etihad, para que fuera utilizado como “centro de apoyo”.

“Hemos ofrecido nuestro pleno apoyo durante toda la noche y esta mañana a los líderes de la propia ciudad de Manchester y a los servicios de emergencia que están haciendo tanto para apoyar a nuestra ciudad en estas difíciles circunstancias”, afirmó el club en un comunicado.

Guardiola, que acaba de completar su primera temporada a cargo del City, volará a Abu Dhabi esta semana para conversar con el presidente del club, Khaldoon al Mubarak, para revisar la campaña del club. Mientras tanto, la UEFA ha confirmado que la final de la Liga Europa de este miércoles entre el Manchester United y el Ajax se llevará a cabo a pesar de los temores de seguridad tras el ataque de este lunes.

Sin embargo, la UEFA canceló la conferencia de prensa previa al partido del Manchester United este martes, mientras los jugadores mantuvieron un minuto de silencio en el complejo de entrenamiento del club en Carrington.