CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Terrorismo

Ataque en Manchester: padres confirman la muerte de su hija de 15 años

Por Ray Sánchez

(CNN) — La madre de Olivia Campbell, una joven de 15 años que fue al concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena, confirmó la muerte de su hija en un mensaje de Facebook.

“Descansa en paz, mi querida niña, preciosa Olivia Campbell, te llevaron demasiado pronto para ir a cantar con los ángeles. Continúa sonriendo, mamá te ama muchísimo”, escribió Charlotte Campbell en su página de Facebook, en la madrugada del miércoles, hora local.

Olivia fue registrada como la persona desaparecida número 13 horas después de la explosión en el Manchester Arena, en la que murieron 22 personas.

“Pensamos que ya estaría viniendo para casa en ese momento”, dijo Charlotte a CNN el martes más temprano.

Campbell no tenía noticias de Olivia desde el lunes por la noche. Su hija la había llamado antes de que un atacante suicida detonara una bomba fuera del Arena cuando una multitud de adolescentes abandonaba el espectáculo.

El supuesto atacante murió en la explosión, que dejó a los heridos y los muertos dispersos en la entrada del ensangrentado recinto, según la policía.

“Vamos a (buscarla)… y vamos a hacerlo todos los días hasta que encontremos a la pequeña”, dijo el padrastro de Olivia, Paul Hodgson, en una entrevista anterior, con la voz entrecortada. “Lo que sea necesario”.

Olivia había ido al concierto con su amigo Adam para celebrar su cumpleaños. Su padrastro contó que a la propia Olivia le gustaba cantar. Ella amaba la música.

“Fue como un sueño hecho realidad para ella”, dijo Hodgson sobre el concierto.

Olivia había llamado a su madre para decirle lo feliz que estaba en el Arena. Había estado esperando para poder ver a Ariana Grande.

“Ella me dio las gracias y dijo que me amaba y fue lo último que supe de ella”, dijo Campbell anteriormente, con las lágrimas en los ojos.

Cuando se enteró del ataque, dijo Campbell, notificó a la policía, llamó a los hospitales locales y, con la ayuda de un amigo, envió descripciones de Olivia por Facebook y Twitter.

“Voy a encontrarla”, dijo Hodgson más temprano. “Voy a traerla a casa”.

Campbell y Hodgson habían dicho que seguirían compartiendo fotos de Olivia manteniendo la esperanza de que alguien la hubiera visto.

“Si alguien la ve, podemos traerla de vuelta”, dijo. “Eso es todo lo que pedimos. En este momento, necesitamos a nuestra Oli de vuelta”.

“La quiero tanto”, dijo Campbell, llorando. “La quiero en casa. La necesito en casa. Ella es mi bebé. La extraño tanto. Donde quiera que estés, solo llámame, solo llámame. Estaré allí. No me importa dónde estés. Yo estaré allí”.