(CNN) - Después de la muerte de su amigo Chris Cornell, hace dos meses, el cantante de Linkin Park, Chester Bennington, escribió una carta agradeciéndole por inspirarlo y deseándole que encontrara paz en "la próxima vida".

"Tu talento era puro e inigualable", escribió Bennington. "Tu voz era alegría y dolor, ira y perdón, amor y angustia, todo en uno. Supongo que eso es lo que somos todos".

View this post on Instagram

With all of my love Chris.

A post shared by Chester Bennington (@chesterbe) on

Bennington murió el jueves, en el que sería el 53 cumpleaños de Cornell. Las autoridades están tratando su muerte como un aparente suicidio.

En su carta del mes de mayo, Bennington expresó su agradecimiento al exlíder de Soundgarden y Audioslave por incluirlo en momentos personales "contigo y tu hermosa familia".

El jueves, la viuda de Cornell, Vicky Cornell, tuiteó: "Justo cuando pensé que mi corazón no se podía romper más... Te quiero".

Associated Press informó que Bennington era el padrino del hijo de Cornell, Chris.

En 2008, Bennington le dijo al Orange County Register que disfrutaba ir de gira con Cornell.

"Chris es un tipo increíble, nos hemos convertido en muy buenos amigos", dijo Bennington. "Subo al escenario todas las noches con él y toco 'Hunger Strike', y él sale durante nuestro set y toca 'Crawling' con nosotros, y la multitud simplemente salta".

https://www.youtube.com/watch?v=aaAnx_2nsbA

Le dijo a Billboard ese año que Cornell ocupaba el primer lugar entre los artistas con los que deseaba colaborar en un proyecto futuro.

Linkin Park tocó una canción para la televisión pocos días después de la muerte de Cornell. En lugar de usar el solo titulado Heavy, la banda decidió ir con One More Light, una canción sobre la pérdida de un amigo.

Mike Shinoda, miembro de la banda, dijo a Radio.com en mayo que Bennington tenía dificultades para cantarla en los ensayos.

"Llega a la mitad y se atragantaba", dijo Shinoda. "E incluso cuando tocamos la canción entera y fue grabada para la televisión, se detuvo hacia el final".

Shinoda piensa que la actuación era catártica para Bennington.

Pocos días después, Bennington cantó el himno de Leonard Cohen Hallelujah en el funeral de Cornell.

Bennington tenía 41 años. Le sobrevive su viúda y seis hijos.