(CNN Español) - Funcionarios de la Policía Penitenciaria en Costa Rica capturaron un gato en el Centro Penal La Reforma en Alajuela, provincia aledaña a la capital San José, cargando un celular que se presume iba dirigido a alguno de los presos. David Delgado, encargado de prensa del Ministerio de Justicia, dijo a CNN en Español que se trata de gatos entrenados para llevar este tipo de artículos y burlar así la seguridad de la cárcel.

Según Delgado, es el segundo gato que se localiza en el centro ingresando un celular en 2018, esta vez a las 7:00 p.m. del lunes cerca del área de mínima seguridad. Posteriormente el gato logró escapar. Delgado agregó que en 2017 hubo 3.159 celulares decomisados en todos los centros penitenciarios del país.

MIRA: Así fue la operación de estos niños siameses en Costa Rica

Precisamente, en el plenario de la Asamblea Legislativa espera primer debate un proyecto de ley que busca bloquear la señal celular en las cárceles. Se trata de una iniciativa que añade un nuevo inciso al artículo 49 de la ley 8462, Ley General de Telecomunicaciones, del 30 de junio del 2008, para obligar a los operadores de redes y proveedores de servicios de telecomunicaciones, a “adoptar y aplicar los procedimientos y soluciones técnicas que sean necesarios para impedir la prestación de los servicios de telecomunicaciones al interior de los centros penitenciarios y de los centros penales juveniles, de acuerdo a lo que se establezca en el reglamento”.

Imagen del momento en el que capturaron al gato que portaba un celular para una cárcel de Costa Rica

Según Delgado, con el proyecto de ley se procura combatir delitos a través de teléfonos celulares desde los centros penitenciarios, sin que esto implique una limitación al derecho a la comunicación que tienen las personas privadas de libertad, porque conservan el acceso a la telefonía pública fija.

MIRA: Este gato llamado Perro te vende pescado en Vietnam

En el 2015, la Policía Penitenciaria capturó una paloma en los alrededores de este mismo Centro Penitenciario, con 14 gramos de cocaína y 14 gramos de marihuana adheridas a su cuerpo. Según las autoridades, la captura fue parte de las acciones de los oficiales para evitar el ingreso de sustancias prohibidas en las cárceles. El animal fue trasladado al Centro de Rescate Animal Zooave ubicado en Alajuela.