(CNN Español) - El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anunció este viernes la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) para los ciudadanos de Honduras.

Los hondureños disponen de 18 meses para volver a su país o encontrar otra forma de permanecer en Estados Unidos, informó el Departamento de Seguridad Nacional.

La decisión significa que 86.000 personas de Honduras que han vivido en EE.UU. por al menos dos décadas se enfrentan a la decisión de volver a Honduras, en muchos casos separándose o desarraigando a sus hijos ciudadanos estadounidenses, o tener que seguir viviendo en Estados Unidos en las sombras.

El gobierno de Honduras emitió un comunicado en el que lamenta "profundamente" la decisión de cancelar el programa, aunque reconoció que es una decisión soberana de Estados Unidos.

MIRA: El gobierno de El Salvador trabaja con Washington para ayudar a quienes se beneficiaban del TPS

"Reiteramos a nuestros compatriotas que actualmente están fuera del país, que son y serán siempre bienvenidos en su patria donde se les recibirá con los brazos abiertos, comprometiéndose a facilitar su proceso de retorno así como facilitando su reinserción integral a nuestra sociedad en caso que regrese", señaló el gobierno de Honduras. También añadió que se hará todo lo posible para garantizar el respeto a los derechos humanos de los ciudadanos y sus familias, "incluyendo el respeto al debido proceso durante y después de este periodo de transición".

Además, mencionó la red consular con la que cuentan los hondureños que viven en Estados Unidos, a la que pueden acudir para cualquier consulta. "La Red Consular continuará colaborando con los beneficiarios del TPS, atendiendo caso por caso y a petición de parte, brindando asesoría legal gratuita con el fin de identificar las opciones de regularización permanente y de pleno respeto al debido proceso", explicó.

El TPS fue otorgado por el gobierno de Estados Unidos para ciudadanos centroamericanos afectados por el huracán Mitch de 1998. Al ser revocado, las personas afectadas pierden su permiso de trabajo y se enfrentan a la deportación.

Inmigrantes asisten al taller DACA y TPS en un centro comunitario sin fines de lucro. (Crédito: John Moore/Getty Images)

Inmigrantes asisten al taller DACA y TPS en un centro comunitario sin fines de lucro. (Crédito: John Moore/Getty Images)

Qué es el TPS

El TPS es designado por el Departamento de Seguridad Nacional a países que han vivido desastres naturales o están en medio de un conflicto armado, como una guerra civil, por ejemplo.

Una vez que el país ha recibido el estatus, los ciudadanos de esos países que vivan en Estados Unidos quedan protegidos de cualquier detención o deportación basada en su condición de inmigrantes y pueden obtener un Documento de Autorización de Empleo (EAD, por sus siglas en inglés).

En total, unas 340.000 personas de 13 países se beneficiaban a fecha de mayo de 2017 del TPS en EE.UU. según el Instituto de Políticas Migratorias de Estados Unidos.

Los beneficiarios deben estar viviendo en Estados Unidos desde que se haga la designación, con lo cual los que lleguen después del anuncio de la medida no son elegibles para recibir el estatus de protección temporal.

Los beneficiarios del TPS no pueden recibir beneficios federales.