(CNN) - El presidente Donald Trump descartó la Zona Desmilitarizada Coreana (DMZ, por sus siglas en inglés) como sede de sus próximas conversaciones con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, a pesar de su insistencia anterior de que proporcionaría un telón de fondo adecuado.

"No será" en la zona desmilitarizada, dijo Trump en respuesta a una pregunta de los periodistas al final de la reunión de la sala del gabinete el miércoles.

MIRA: ¿Qué tienen en común Kim Jong Un y Donald Trump?

Trump dijo que anunciará la ubicación de la cumbre "dentro de tres días".

El presidente adoptó un tono optimista sobre las perspectivas de lograr un acuerdo, pero dejó en claro que "todo se podría hundir".

"Pueden suceder muchas cosas buenas, pueden pasar muchas cosas malas", dijo el presidente. "Creo que ambas partes queremos negociar un acuerdo. Creo que tenemos buenas posibilidades de que tenga éxito".

MIRA: ¿Es posible la coexistencia en la zona desmilitarizada entre Corea del Norte y Corea del Sur?

Con la zona desmilitarizada fuera de la competencia, Singapur parece ser el lugar más probable para convocar las reuniones históricas. Los funcionarios estadounidenses preferían la ciudad-estado del sudeste asiático por su neutralidad y su relativa proximidad con Corea del Norte.

Trump había planteado la DMZ en un tuit, preguntando a sus seguidores si le daría simbolismo a las conversaciones.

Pero sus asesores advirtieron que viajar allí podría parecer que Trump estaba yendo a la puerta de Kim.