(CNN) - Una persona blanca expresa sus sospechas sobre una inofensiva persona negra. Llama a la Policía y  llegan agentes al lugar. El hecho se publica en las redes sociales, lo que desata la indignación por motivos raciales.

En lo que se está convirtiendo en un hecho cada vez más común, una estudiante negra de la Universidad de Yale fue interrogada por agentes de la Policía del campus, este martes por la mañana, después de que una estudiante blanca la encontrara durmiendo en una sala común de su dormitorio y llamara a la Policía.

La estudiante negra Lolade Siyonbola, publicó dos videos del encuentro en Facebook, red social donde fueron ampliamente vistos y comentados por miles.

LEE: Aumentan los grupos racistas en Estados Unidos: 66 están en la Florida

"Merezco estar aquí. Pago la matrícula como todos los demás", dijo molesta Siyonbola a los policías después de que le pidieron su identificación. "No voy a justificar mi presencia aquí", agregó.

Policías de la Universidad de Yale respondieron a una llamada por una estudiante que dormía en la sala común de un dormitorio del campus.

El incidente es uno de varios ocurridos las últimas semanas en que la Policía ha sido llamada por actos aparentemente inofensivos de personas negras. En una de las más recientes, tres mujeres negras fueron detenidas mientras abandonaban una casa alquilada por Airbnb de California, después de que un vecino llamara a la Policía, pensando que eran ladrones. El mes pasado, dos hombres negros fueron arrestados en un Starbucks en Filadelfia después de que un gerente llamó al 911 porque no ordenaron nada.

¿Qué pasó en Yale?

Según Siyonbola, ella trabajaba en un informe, en el Salón de Estudios de Posgrado, cuando se quedó dormida en una sala común. Otra estudiante entró, encendió las luces y le dijo: "Se supone que no debes dormir aquí, voy a llamar a la Policía".

Siyonbola sacó su teléfono y contó 54 segundos del encuentro en el pasillo con la estudiante no identificada, quien le dijo: "Tengo todo el derecho a llamar a la policía. No se puede dormir en esa habitación".

Después de que dos policías blancos llegaron y comenzaron a interrogarla en una escalera, Siyonbola publicó 17 minutos del hecho en Facebook Live.

Cuando Siyonbola les preguntó sobre la queja, un policía dijo: "Nos llamó (y) dijo que había alguien que parecía que no estaba... donde se suponía que debía estar".

La estudiante de 34 años, graduada en Estudios Africanos, abrió la puerta de su habitación frente a los agentes para mostrar que ella vivía allí, pero aún así le pidieron su identificación. "Estamos en un edificio de Yale y debemos asegurarnos de que perteneces aquí", le dijo el otro policía.

Después de algunas dudas, Siyonbola le entregó su identificación. "Realmente no sé si hay una justificación para que estén en el edificio", dijo a los agentes policiales, diciendo que necesitaba volver a avanzar sus informes.

Finalmente llegaron dos agentes más. Tras cierta confusión sobre la identificación de Siyonbola -su nombre al parecer estaba mal escrito en una base de datos de estudiantes- la Policía le dijo que era libre de irse.

Las reacciones al hecho

El video del episodio de Siyonbola, publicado a la 1:50 a.m., tiene más de 539.000 vistas, 7.500 acciones y 12.000 comentarios, muchos de ellos quejándose de lo que muchos consideran una suposición racista de la estudiante blanca y una acoso a Siyonbola por parte de los policías.

En tanto, este martes por la tarde la decana de la Escuela de Graduados de Artes y Ciencias, Lynn Cooley, envió un correo electrónico a sus alumnos de posgrado. En él enfatizaba la importancia de la inclusión e invitándolos a compartir sus comentarios sobre el incidente.

"Incidentes como los de anoche nos recuerdan el trabajo continuo y necesario para hacer de Yale un lugar verdaderamente inclusivo", escribió Cooley. "Me comprometo a redoblar esfuerzos para construir una comunidad de apoyo en la que todos los estudiantes de posgrado estén centrados en sus objetivos intelectuales y objetivos profesionales dentro de un ambiente acogedor", agregó.

El jefe de Policía de Yale, Ronnell Higgins, no respondió este miércoles a una solicitud de comentarios. Pero la portavoz de Yale, Karen Peart, dijo a CNN: "Creemos que la Policía de Yale siguió los procedimientos".

Los funcionarios de la universidad revisarán la respuesta de los agentes tal como lo hacen con cada incidente, dijo.

LEE: 'National Geographic' admite tener un pasado racista

"Nuestros policías son profesionales que se enorgullecen de trabajar en Yale", agregó. "Están entrenados en el sesgo inconsciente, las técnicas de reducción de intensidad y la resolución de problemas, y tratan de tratar a cada individuo con respeto".

Siyonbola tampoco respondió a una solicitud de comentarios. Pero en una publicación en Facebook este martes por la tarde, dijo: "Agradecida por todo el amor, amables palabras y oraciones, su apoyo ha sido abrumador. La comunidad de Black Yale es increíble y me está cuidando bien. Sé que este incidente es una gota en el mar de traumas que la gente negra ha soportado desde el Día 1 de Estados Unidos, y todos ustedes tienen historias. Compartan abajo si se sienten identificados".

AnneClaire Stapleton, de CNN, contribuyó a este informe.