Bombarderos chinos H-6K con capacidad nuclear. (Xinhua/Liu Rui)

(CNN) - China dijo que por primera vez había llevado bombarderos de largo alcance a una isla en el Mar del Sur de China, la última en una serie de maniobras que enfrentan a Beijing con sus vecinos y con Estados Unidos por la creciente militarización alrededor de las disputadas islas. 

La Fuerza Aérea china anunció el viernes que había organizado con éxito el despegue y aterrizaje de varios bombarderos, incluyendo el H-6K con capacidad nuclear, en una isla no especificada. La Fuerza Aérea dijo que la misión era parte del objetivo de China para lograr un alcance regional más amplio, una movilización más rápida y mayores capacidades de ataque.

Un experto militar, Wang Mingliang, citado en el comunicado, dijo que el entrenamiento perfeccionará las habilidades de preparación ante la guerra de la Fuerza Aérea china y su capacidad para responder a varias amenazas de seguridad en la región, donde China reclama grandes extensiones de territorio.

El Mar del Sur de China es una de las regiones más disputadas del mundo, con reclamos territoriales de varios países, entre ellos Filipinas, Malasia, Brunei y Vietnam.