CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Exclusivo: Trump pensó que las separaciones de familias disuadirían a los inmigrantes indocumentados, pero documentos internos muestran que no ha sido así

Por Tal Kopan

(CNN) — La política de tolerancia cero del gobierno de Trump que ha resultado en miles de separaciones familiares en la frontera no ha disuadido a los inmigrantes de tratar de ingresar ilegalmente al país, a pesar de las predicciones de la administración de que así sería, según los documentos internos del Departamento de Seguridad Nacional obtenidos por CNN.

Los documentos, que hacen referencia al esfuerzo como la “iniciativa de enjuiciamiento”, demuestran que a principios de abril, días después de que el presidente Donald Trump anunciara que enviaría a la Guardia Nacional a la frontera y después de que el secretario de Justicia, Jeff Sessions, anunciara que sus oficinas procesarían todos los cruces ilegales enviados al Departamento de Justicia, el personal de Seguridad Interna predijo que los efectos disuasivos de las políticas serían visibles rápidamente.

MIRA: Este folleto explica a los inmigrantes por qué son separados de sus hijos

“El impacto total de las iniciativas políticas no se realizan completamente durante dos o tres semanas después de la publicación de mensajes públicos; sin embargo, algunos inmigrantes que ya están en marcha pueden detenerse temporalmente para determinar los efectos de la nueva política”, afirma el documento.

En cambio, los datos hechos públicos mostraron un aumento de aproximadamente 5% en el número de personas atrapadas cruzando la frontera ilegalmente en comparación con las cifras de abril, incluyendo un gran aumento en los niños no acompañados.

Si bien los documentos no se refieren a la conceptualización de la política o las deliberaciones internas que la precedieron, ponen en tela de juicio la justificación de la política por parte del gobierno. La falta de un impacto medible en la inmigración da peso a las preguntas sobre la efectividad de la política, yendo más allá de los problemas morales planteados por los críticos de la política.

Hasta ahora, esta política ha resultado en la separación de al menos 2.000 niños de sus familias.

La decisión del gobierno de comenzar a enviar a todas las personas atrapadas cruzando la frontera ilegalmente para su enjuiciamiento, incluidas las que vienen con niños, ha resultado en que esas familias sean separadas cuando los adultos son enviados a enfrentar cargos criminales, sin procedimientos claros para reunirlos con sus hijos después.

MIRA: Melania Trump dice que “odia ver” niños separados de sus familias en las fronteras

El mismo Trump ha intentado culpar falsamente a los demócratas de las separaciones familiares, al tiempo que sugiere que es principalmente una táctica de negociación para obligar a los demócratas a aceptar otras medidas de línea dura que su gobierno está buscando.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, también defendió la política el lunes en medio de crecientes críticas. Ella le dijo a “aquellos que se han quejado” que deberían trabajar con la administración para “arreglar” las leyes con las que están en desacuerdo.

“No nos disculparemos por el trabajo que hacemos o por el trabajo que hacen las fuerzas de la ley para hacer el trabajo que los estadounidenses esperan que hagamos”, dijo, hablando frente a una audiencia amistosa de la Asociación Nacional de Sheriffs. “Las acciones ilegales tienen y deben tener consecuencias. No más pases gratuitos, no más salir de la cárcel con tarjetas gratis”.

Pero un mes después de que la administración comenzara a generar titulares sobre la separación familiar, los propios datos del Departamento de Seguridad Nacional mostraron que la política aún no tenía el efecto deseado y predicho sobre el número de personas que intentaban cruzar la frontera ilegalmente o el número de personas que se presentaban en una cruce legal sin documentación, pero pudiendo solicitar asilo.

Los funcionarios del gobierno en repetidas ocasiones alentaron a quienes cruzan en buscan protección de asilo a ir a los puertos de entrada legales para reclamar sus protecciones, ofreciéndolo como una forma de evitar ser separados de los niños.

Las historias sobre la política han generado indignación, artículos que transmiten la angustia de una madre separada de su niño pequeño, un padre que se quitó la vida mientras estaba separado de su familia y un chico angustiado de cinco años separado de su padre, entre otros.

Mientras tanto, el número de personas que se presentaron en los cruces fronterizos legales disminuyó en un 9% ese mes, a pesar de que las estadísticas generalmente aumentan en el mes de mayo, según las tendencias históricas.

Mientras Sessions hizo el anuncio a principios de abril, el tema de las separaciones familiares no llamó la atención hasta un mes después, en mayo, cuando el Departamento de Seguridad Nacional hizo lo mismo y dijo que enviaría al 100% de los adultos atrapados cruzando la frontera ilegalmente al Departamento de Justicia para enjuiciamiento, incluidos los que vienen con niños.

MIRA: Crece la indignación por familias separadas en la frontera, ¿cambiará Trump su política de “tolerancia cero”?

En un documento de finales de mayo, el personal observó que la política aún no había tenido el efecto deseado, diciendo que podría suceder antes de fin de mes.

También dijo que otro resultado previsto por la política, que habría una clara evidencia estadística de que los migrantes optaban por aparecer en cruces fronterizos legales en lugar de cruzarse ilegalmente, tampoco sucedió, y de hecho ocurrió lo contrario.

Pero los documentos y los datos hechos públicos mostraron que nada cambió a las tendencias antes de fin de mes: los cruces ilegales continuaron aumentando cada semana y el número de personas que aparecen en las entradas legales disminuyó cada semana.

La ONU pide a EE.UU. terminar con la separación de familias en la frontera

Los expertos cuestionan si el gobierno de Trump está adoptando un enfoque realista de la seguridad fronteriza, tanto en términos de su caracterización de la situación en la frontera como de lo que podrían lograr sus políticas.

Doris Meissner, investigadora principal y directora del Instituto de Política Migratoria no partidista y exfuncionaria de inmigración de alto rango en múltiples administraciones del Departamento de Justicia, dijo que los flujos de inmigrantes en América del Norte se ven afectados por una variedad de factores que los empujan a abandonar sus hogares e ir hacia Estados Unidos.

MIRA: Jeff Sessions cita la Biblia para defender políticas de inmigración de mano dura y separación de familias

“Por supuesto, se pretende que sean medidas disuasivas”, dijo sobre los movimientos de la administración en la frontera. “La pregunta es, ¿este tipo de cambios en la política realmente funcionarán como un elemento de disuasión? Y es posible que funcionen, por un tiempo… A veces hay una pausa. Pero cuando las condiciones subyacentes continúan, la pausa terminará, tal como lo hizo el año pasado después de los recelos iniciales que se dieron una vez que la nueva administración asumió el cargo”.

La portavoz de DHS Katie Waldman restó importancia a la idea de que el departamento esperara resultados más rápidos y dijo que la agencia “espera que el fuerte mensaje de tolerancia cero tardará tiempo en llegar a los países centroamericanos”.

“Por supuesto, esperamos que la política de enjuiciamiento al 100% en la frontera tenga un efecto disuasorio: la aplicación de las consecuencias por violar las leyes de inmigración de nuestro país y violar la soberanía de nuestra nación será efectiva”, dijo Waldman.

Meissner dijo que el gobierno debe tener una “visión a largo plazo” del problema y darse cuenta de que abordar la inmigración requiere una política de varias capas que tenga un sistema justo pero eficiente para manejar reclamos en EE.UU. y una política que busque mejorar las condiciones en los países de Centroamérica de los que están huyendo: los países que Meissner señala son aliados de EE.UU. y democracias en desarrollo.

Dijo que llevó meses abordar la crisis de migrantes infantiles de 2014, cuando el número de cruces superó lo que Estados Unidos ve actualmente, y que la clave no era enviar mensajes, sino contratar al gobierno mexicano para que devolviera a los migrantes dentro de sus fronteras, algo que continúa haciendo a un ritmo superior que EE.UU..