(CNN Español) - La FIFA le respondió al exastro argentino Diego Maradona después de que este dijera que Colombia había sido víctima de un "robo monumental" en la cancha durante el partido contra Inglaterra, según él, por las decisiones arbitrales.

Maradona dijo este miércoles en el programa De la mano del diez de Telesur, que vio un robo en la cancha.

"Le pido disculpas a todo el pueblo colombiano pero los jugadores no tenemos la culpa de esto. Acá hay un señor que decide, un árbitro que ya googleándolo no se lo puede poner a dirigir un partido de la magnitud y con las cosas que se jugaba el pueblo colombiano", dijo 'El Diego'.

Maradona se refiere a Mark Geiger, el árbitro central, de quien se ha dicho que estuvo cargado a favor del equipo europeo.

"La FIFA sigue siendo vieja y amañada", añadió. "... conmovido, porque cuando hablé con Infantino (presidente de la FIFA) la primera vez, dije 'cambió todo en la FIFA: se van los ladrones, se van los arreglos, se va todo'. Y hoy vi un robo monumental en la cancha", explicó.

A la FIFA no le gustó para nada la declaración y en un comunicado dijo que estaba "lamenta extremadamente leer tales declaraciones de un jugador que ha escrito la historia de nuestro juego".

“Tras los comentarios de Diego Armando Maradona... la FIFA reprueba enérgicamente las críticas sobre el comportamiento de los responsables del partido que consideran ha sido positivo en encuentro duro y muy emocionante”, dice el comunicado.

Un árbitro polémico

"Fue incómodo jugar un partido sabiendo que estaba flotando siempre esa sensación que se iba a pitar algo", dijo este martes el director técnico de Colombia, José Néstor Pékerman, en una rueda de prensa después de que su equipo fuera desclasificado en la ronda de penales ante Inglaterra.
El partido fue "incómodo, áspero, muy rudo", según el director técnico argentino, que agregó que le quedó "mucha confusión si el jugador se cae porque se cae, si es porque lo impulsan o se cae porque busca también que se pite".

La desazón no fue solo para Pekerman. Radamel Falcao García, capitán del equipo colombiano, que se ha caracterizado por su serenidad en los partidos, estalló en varias oportunidades contra el réferi durante el partido por sus decisiones contra Colombia.

Después del partido en el que quedó eliminado Colombia, 'el Tigre' Falcao calificó como vergonzoso el arbitraje de Geiger.

"Ante la duda siempre cobró para Inglaterra, es una vergüenza que esto pase en octavos de final”, dijo el delantero colombiano a periodistas en el estadio del Spartak de Moscú, citado por medios internacionales.

Geiger llegó al arbitraje internacional en 2008 y pitó su primer partido internacional entre México y Chile ese año, según la FIFA.

En Rusia 2018 había enfrentado críticas por parte del mediocampista marroquí Noureddine Amrabat quien aseguró que después del partido ante Portugal, el árbitro quiso conseguir la camiseta de la estrella lusa, Cristiano Ronaldo, durante el periodo de medio tiempo.

La FIFA salió en defensa del árbitro y negó los hechos en un comunicado el 21 de junio condenando las acusaciones.

"Los árbitros de la FIFA están bajo una clara instrucción respecto a su comportamiento y relación con los equipos del Mundial de Fútbol de la FIFA Rusia 2018 y puede confirmar que Geiger ha actuado de una manera ejemplar y profesional como designado oficial de un partido", dice el comunicado de la FIFA.

En 2015 también fue blanco de una polémica por mal arbitraje en un partido entre Panamá y México, en el que dejó en desventaja al equipo centroamericano al expulsar a un jugador y luego pitar dos penales dudosos a favor de México.

En ese momento, el presidente de la Concacaf Alfredo Hawit emitió un comunicado en el que dijo que Geiger admitió errores arbitrales después de una reunión.

"Nos hemos reunido con los directivos del Departamento de Arbitraje y el árbitro Mark Geiger. El Sr. Geiger, uno de los mejores árbitros de la región con vasta experiencia internacional y una trayectoria reconocida, aceptó que hubo errores arbitrales durante el partido del pasado miércoles que afectaron el resultado del encuentro. En Concacaf lamentamos estas circunstancias, pero aceptamos que estos errores humanos son parte del fútbol", dice la comunicación.

En 2012 Geiger ya había arbitrado otro partido de Colombia que generó también muchos cuestionamientos por parte de los colombianos. Geiger no sancionó en el primer tiempo al menos cinco infracciones contra James Rodríguez y Radamel Falcao García. En la segunda parte le dio a Brasil un penal considerado inexistente sobre Dani Alves, que luego falló Neymar.

Y en Nigeria también fue blanco de polémicas cuando en un partido de 2014 entre el equipo africano y Francia, Geiger solo sacó tarjeta amarilla a Blaise Matuidi cuando el jugador francés derribó al centrocampista Ogenyi Onezi, causándole una fractura de tibia y peroné.

Con información de Bleacher Report